Un familiar del nuevo obispo de Ávila fallece durante la ordenación de Gil Tamayo

Los sanitarios atienden al hombre en la catedral de Ávila./El Norte
Los sanitarios atienden al hombre en la catedral de Ávila. / El Norte

Los servicios de emergencia 112 y Protección Civil de Ávila asistieron al hombre dentro de la catedral

ISABEL MARTÍNÁvila

Un hombre de 68 años falleció tras sufrir un infarto durante la ordenación sacerdotal de José María Gil Tamayo en la catedral de Ávila.

Se trataba de un familiar del nuevo obispo de Ávila, al que no le dejaron ver cómo los servicios de Protección Civil de Ávila y de emergencia 112 de Castilla y León le asistían. Varios obispos asistieron espiritualmente al hombre, administrándole la extremaunción, entre los que estaba Jesús García Burillo, administrador episcopal de la Diócesis de Ávila.

La ceremonia fue suspendida más de media hora y se reanudó cuando los servicios de emergencia trasladaron al enfermo, ya muy grave, fuera del templo catedralicio. La muerte se certificó en la UVI móvil.

En su discurso, y visiblemente emocionado, José María Gil Tamayo agradeció a los servicios de emergencia y Protección Civil de la ciudad, así como a las Fuerzas de Seguridad del Estado su intervención y su trabajo.