El incendio de Sotillo de la Adrada sigue sin estar controlado y afecta también a la Reserva Natural del valle de Iruelas

Reunión mantenida entre el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández Herrero; la jefa de Servicio Territorial de Medio Ambiente, Rosa San Segundo; y el jefe de jornada sobre la evolución y las últimas actuaciones en el incendio de Sotillo de la Adrada. /JuntaCyL
Reunión mantenida entre el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández Herrero; la jefa de Servicio Territorial de Medio Ambiente, Rosa San Segundo; y el jefe de jornada sobre la evolución y las últimas actuaciones en el incendio de Sotillo de la Adrada. / JuntaCyL

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández, asegura la climatología y la orografía del terreno dificultan las labores de extinción, y se tardará más de una y dos jornadas en controlarlo

Paula Velasco
PAULA VELASCOÁvila

Cuatro días después del inicio del fuego en Sotillo de la Adrada, provocado por un rayo, las llamas siguen activas y el nivel de peligrosidad continúa sin descender de 1 en la escala Infocal, que tiene cuatro estados, de 0 a 3. El incendio, además, afecta también a parte de la Reserva Natural del valle de Iruelas.

Según ha informado El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, José Francisco Hernández, a los medios esta mañana, aún queda «mucho trabajo para perimetrar la zona, atacar las zonas caliente y evitar en la medida de lo posible algunas reproducciones». Y es que las circunstancias climatológicas son en estos momentos «muy adversas, tanto por las altas temperaturas como por el viento y la orografía existente en la zona», ha explicado Hernández. Ávila, además, vuelve a estar en alerta amarilla por el calor elevado, según ha informado la AEMET.

Por tanto, según el delegado, «todavía queda mucho trabajo delante», para que no haya futuras reproducciones, lo que llevará «más de una jornada y más de dos».

En esta jornada se encuentran trabajando cinco técnicos, diez agentes medioambientales, once medios aéreos, ocho ELIF, dos BRIF, un camión bulldozer, doce camiones autobombas, dos cuadrillas nocturnas, diecinueve cuadrillas de tierra, una unidad UME y un Puesto de Mando Avanzado de Dirección de Extinción de Castilla y León.

Durante la noche han trabajado tres técnicos seis agentes medioambientales, ocho cuadrilla de tierra, cinco camiones autobomba y efectivo de la Unidad Militar de Emergencia, a los que se han sumado al amanecer los medios aéreos.