El joven corneado en Arévalo sufre diversas fracturas en la cara y una fuerte contusión en un ojo

Momento de la cornada. / F. G. M.

El encierro fue suspendido ya que parte del equipo médico tuvo que desplazarse en la ambulancia para atender al herido

Fernando G. Muriel
FERNANDO G. MURIELArévalo

Un varón de 18 años, residente en la ciudad de Ávila, ha resultado herido de gravedad en el quinto encierro de las Ferias y Fiesta de san Victorino Mártir de Arévalo, al ser embestido tras intentar recortar a uno de los novillos en la plaza de toros.

La cogida se ha producido en el coso, después de que los cinco novillos que han participado en el encierro por las calles completara el recorrido desde los corrales de la calle de los Descalzos hasta la plaza de toros, donde fueron encerrados en los toriles.

El varón fue corneado alrededor de las 7:15 horas, ya en el segundo de los novillos que se sueltan en la probadilla que tras tirarle al en el centro del coso, fue corneado por lo que ha sufrido una herida por asta de toro que le ha provocado una fuerte contusión en la zona del ojo, fracturas en los huesos de la cara, herida por asta también en la zona de la axila izquierda.

El herido fue recogido de la plaza de la arena por varios mozos que le trasladaron a la enfermería, donde tras recibir la atención por el equipo médico de la misma tuvo que ser trasladado en ambulancia al Complejo Hospitalario de Nuestra Señora de Sonsoles, en la capital abulense, de Ávila, donde fue atendido por el servicio de Urgencias. Aunque en un principio se temía por el ojo del joven, parece que podrá conservarlo. El lunes, será trasladado desde el centro abulense al complejo hospitalario de Salamanca para ser evaluado y atendido por el equipo maxilofacial.

El festejo tuvo que ser suspendido debido a que parte del equipo médico que estaba cubriendo el encierro en la plaza de toros tuvo que desplazarse en la ambulancia con el herido para poder atenderle durante el viaje, por lo que el servicio den el coso se quedaba bajo mínimos.