Entra en servicio el nuevo puente entre La Rondilla y La Victoria

La infraestructuras tiene 194 metros de largo y da prioridad al peatón sobre el vehículo

VÍCTOR M. VELAValladolid
Inauguración del nuevo puente de Santa Teresa, que une el barrio de La Rondilla con la zona de El Cabildo de Valladolid. / Antonio Quintero./
Inauguración del nuevo puente de Santa Teresa, que une el barrio de La Rondilla con la zona de El Cabildo de Valladolid. / Antonio Quintero.

Cientos de vecinos han asistido esta mañana a la inauguración del paso número 13 sobre el río Pisuerga. El puente de Santa Teresa une la calle de La Rábida, en La Rondilla, con la calle de la Peseta, en La Victoria, con salida a la avenida de Burgos. Son 194 metros de longitud y casi 30 metros de anchura que dan prioridad al peatón sobre el vehículo (hay un carril en cada sentido de circulación).

El alcalde de Valladolid ha inaugurado una infraestructura que ha sido bendecida por el arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, quien ha deseado que «todas las personas que pasen por este puente superen las dificultades de la vida, vean cumpidos sus deseos y lleguen finalmente a su destino».

La anchura del puente se distribuye en dos carriles de 3,5 metros con jardineras a ambos lados para separar el tráfico rodado de la zona peatonal, un carril bici de 3,20 metros de anchura, una ampllia acera de 5 metros en el lado de aguas arriba (hacia la ronda norte) y una acera de más de 8 metros aguas abajo, que se plantea como un gan paseo sobre el río, con vegetación y zonas estanciales.

También se han modoficado las rotondas de acceso al puente en las calle La Peseta y La Rábida con Cardenal Torquemada y se han adecuado las riberas del río «con la plantación de 400 árboles», según recordó León de la Riva.

Al término de la inauguración, los concejales del equipo de Gobierno repartieron empanadillas y botellines de agua a los asistentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos