El Norte de Castilla

El jurado halla culpables a dos de los cuatro participantes en el doble crimen del club Las Vegas

Un momento de la vista oral celebrada este mes en la Audiencia de Valladolid.
Un momento de la vista oral celebrada este mes en la Audiencia de Valladolid. / EFE
  • La sentencia será redactada en los próximos días por la magistrada Teresa González Cuartero

El Jurado Popular ha determinado hoy la culpabilidad por dos delitos de homicidio cometidos el 5 de octubre del 2014 de Manuel M. M., de 48 años, y de Antonio Adrián B. R., de 27, por su participación en el tiroteo ocurrido en el Club Las Vegas de Medina del Campo, en el que murieron dos personas. El primero como autor material de los crímenes que se cometieron a sangre fría para cobrar una deuda de unos dos mil euros que tenían con el propietario del Club de alterne. Una camarera del local también falleció.

MÁS INFORMACIÓN

El primero descerrajó con cuatro tiros efectuados con una pistola que le había proporcionado Antonio Adrián, mientras que la novia del primero, Vicenta P. P., de 39, esperaba en el exterior. A esta última, el jurado designado por la Sección IV de la Audiencia Provincial la ha declarado cómplice por su participación en los hechos. A una tercera persona, Pablo A. se le declara como encubridor de los hechos.

A la mujer se le pedía por la Fiscalía una pena como autora, pero el jurado ha entendido que actuó como cómplice de las muertes por lo que se le reducirá la condena.

Con el dictamen del tribunal popular, la magistrada María Teresa González Cuartero deberá redactar la sentencia en los próximos días, estableciendo las penas de cumplimiento, así como las indemnizaciones que solicitaban tanto la acusación particular como el Ministerio Público.

En su escrito de calificación provisional, la acusación pública consideró responsables de sendos delitos de homicidio y uno de tenencia ilícita de armas al matrimonio de Arévalo (Ávila) compuesto por Manuel M. M. y María Vicenta P. P. y al vecino de Madrid Antonio Adrián B. R. En la vista oral, el fiscal solicitó 20 años de condena a cada uno, a la mujer como cómplice 11 años y dos meses, y al encubridor Pablo seis meses de prisión.

El fallo, cuando sea comunicado a las partes previsiblemente antes de final de año, puede ser recurrido ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.