Una colilla mal apagada, posible causa del fuego al borde de la CL-601

Estado en que ha quedado la zona. / Antonio Tanarro

El incendio se ha declarado en terrenos del complejo El Carrascalejo

EVA ESTEBANSegovia

Las primeras investigaciones de los bomberos apuntan a una colilla mal apagada como posible causa del incendio originado esta tarde en las inmediaciones del complejo residencial de El Carrascalejo, en la localidad de Palazuelos de Eresma, al borde de la carretera de La Granja. Las llamas han arrasado alrededor de una hectárea de pastos, pero afortunadamente no se han acercado a las viviendas.

Galería de fotos

Los miembros del servicio de extinción de incendios de la capital recibieron el aviso poco después de las cuatro y media de la tarde. Después de unos «intensos treinta minutos», explicó el cabo de los bomberos de Segovia, «pudimos controlar y perimetrar» el fuego. Aunque las hipótesis sobre el origen del incendio son «varias», los bomberos barajan la posibilidad de que haya sido «la colilla de un cigarro». El fuerte viento, «nuestro peor enemigo», recalcaron, dificultó la labor de extinción. A pesar de que el incendio se declaró en un terreno contiguo a la carretera CL-601, que une Segovia con La Granja de San Ildefonso, de la que apenas le separaban dos metros, el tráfico no se interrumpió en ningún momento: «No hemos cortado la carretera, solo hemos controlado el tránsito mediante el paso alternativo», señaló uno de los agentes de la Guardia Civil que se desplazaron al lugar del incendio. «Era muy difícil que el fuego hubiera pasado al otro lado de la carretera; hay un cortafuegos muy grande», añadieron los bomberos, que en ningún momento barajaron la posibilidad de tener que desalojar a vecinos de la zona: «Estaba alejado de las casas».

Fotos

Vídeos