Piden 6 años y medio de cárcel por abusos a una menor a quien su madre no cree

Fachada de los juzgados de Primera Instancia de Zamora/Luis Calleja/El Norte
Fachada de los juzgados de Primera Instancia de Zamora / Luis Calleja/El Norte

La víctima ha corroborado hoy en la vista oral que sufrió tocamientos por parte de un amigo de la familia

El Norte
EL NORTEZamora

El Ministerio Fiscal ha pedido hoy penas que suman seis años y medio de prisión para un hombre como autor de dos delitos de abusos sexuales a una menor, a la que su madre no cree los hechos denunciados, aunque los peritos sí han dado bastante credibilidad a su testimonio.

La víctima ha corroborado hoy en la vista oral que sufrió tocamientos por parte de un amigo de la familia cuando apenas tenía cuatro años, posteriormente en una ocasión con ocho y en una última ocasión con catorce años, aunque la defensa ha rechazado que los hechos sean ciertos y ha pedido la libre absolución del acusado.

En el juicio, celebrado esta mañana en la Audiencia Provincial de Zamora, han intervenido dos peritos que evaluaron a la menor tras denunciar los hechos, que han señalado que dan bastante credibilidad a su testimonio.

También han precisado que a la menor, que está tutelada por la Junta de Castilla y León, le ha ayudado contar lo ocurrido porque antes vivía en un «entorno disfuncional» y ahora «se ha normalizado totalmente».

Estos peritos no han apreciado ánimo de venganza o una motivación de hacer daño en su testimonio, en contra de la tesis sostenida por la defensa en base a las manifestaciones del acusado y la madre de la víctima.

La progenitora, que ha admitido que la relación que mantiene con su hija es «la justa y por teléfono», ha asegurado que su hija tuvo problemas de comportamiento desde pequeña y llegó incluso a drogar a su padre para que se durmiera y poder salir por la noche.

Ha indicado asimismo que no creyó a su hija cuando le relató uno de los supuestos casos de abusos porque ella estaba delante y no vio nada.

La menor ha narrado un episodio cuando tenía ocho años y jugaba en la piscina de una finca del acusado y éste le cogió las manos e intentó que le tocase el pene sin que se percatasen de ello su hermano pequeño y otro niño que se encontraban allí.

También ha manifestado tener recuerdos de cuando tenía cuatro años y él le frotaba contra su miembro y que con catorce años una madrugada en la que dormía en la finca del acusado éste intentó tocarle cuando ella compartía habitación con su hermano y separados por una cortina dormían también el hijo del acusado y su novia.

El acusado ha negado los hechos denunciados, ha señalado que nunca se quedó a solas con la menor más de media hora y que siempre lo hizo de día.

Su letrada ha achacado las acusaciones a un deseo de venganza y la personalidad manipuladora de la adolescente y ha recordado un caso de falsa denuncia, cuando la denunciante estaba en un centro de menores y sostuvo que un vigilante había hecho fotos desnuda a otra menor del centro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos