Una masa de aire africano dejará temperaturas cercanas a los 30 grados en Valladolid

Las terrazas de la Plaza de cantarranas de Valladolid, durante el último fin de semana de abril. /Henar Sastre
Las terrazas de la Plaza de cantarranas de Valladolid, durante el último fin de semana de abril. / Henar Sastre

Esta racha de calor y ausencia de lluvia comenzará el sábado y se prolongará hasta el miércoles

Rebeca Alonso
REBECA ALONSO

Tras unos días de inestabilidad, cielos cubiertos, viento y algún que otro chubasco, Valladolid disfrutará de un apropiado buen tiempo que coincidirá con el fin se semana y el festivo lunes 13 de mayo, día de San Pedro Regalado. Y todo gracias a la llegada de una masa de aire cálido y seco procedente de África, que subirá progresivamente los termómetros desde el sábado hasta el miércoles, según indica la AEMET. Además, desaparece completamente el riesgo de lluvias. Pero eso sí, esta subida afectará solo a las temperaturas máximas, ya que las mínimas se mantendrán entre 6 y 8 grados. De nuevo reinará una acusada oscilación térmica, con diferencias de unos 20 grados entre el día y la noche, muy típico de esta época del año en Castilla y León.

El sábado será el día de la transición, con intervalos de sol y nubes en la primera mitad del día, pero los cielos se irán despejando por la tarde. La máxima será de 25 grados y la mínima de 8. El domingo se llegará a dos grados más, 27, y los cielos permanecerán prácticamente despejados. El lunes será especialmente soleado y el mercurio marcará 28 grados en el día del patrón de Valladolid. El martes y el miércoles continuará esta tendencia, con máximas de 26 y 29 grados respectivamente. Por tanto, se cumple la previsión de la AEMET de un mes de mayo con pocas lluvias y valores por encima de lo habitual, más propios de junio.

La AMET avanza que a partir del jueves podrían descender las temperaturas, ya que prevé que cese la entrada de aire cálido y llegue aire más fresco del Atlántico, lo que traería consigo valores más bajos y normales para mayo.