Valladolid refuerza su red de 267 fuentes públicas con veinte nuevos surtidores

Una fuente de agua potable en Campo Grande. /A. QUINTERO
Una fuente de agua potable en Campo Grande. / A. QUINTERO

Urbanismo invertirá 80.000 euros para instalar los nuevos grifos

J. Asua
J. ASUAVALLADOLID

Era una de las reivindicaciones del grupo municipal de Izquierda Unida cuando estaba en la oposición y ahora, desde el gobierno de la ciudad, en una de las concejalías que ocupa Valladolid Toma la Palabra, será una realidad. Urbanismo ha sacado a contrato la instalación de veinte nuevas fuentes de agua potable en enclaves que carecían de caño y que, por el volumen de vecinos o usuarios, requerían de este servicio, a juicio de los responsables de este departamento municipal.

El Ayuntamiento invertirá 78.083 euros para instalar los surtidores, que estarán en funcionamiento este mismo verano, ya que el plazo de ejecución de las obras es de tres meses. Según los datos aportados por el área, en la capital hay, a día de hoy, un total de 267 fuentes, la mayor parte en uso, aunque hay un porcentaje pequeño que sufre averías, unas reparaciones que el Ayuntamiento también acometerá en colaboración con la empresa Aquavall.

Y es que el nuevo proyecto se plantea como la primera fase de un programa más amplio de dotación de surtidores para beber o refrescarse en enclaves urbanos y periurbanos. El objetivo es atender espacios públicos de diferentes características: desde plazas y zonas de juegos infantiles hasta recorridos habituales en los paseos de los vallisoletanos o grandes parques.

En Urbanismo acotan que, en general, son emplazamientos con abastecimiento de agua próximo, y, por tanto, de fácil acometida, excepto en el caso de algunos de los parques, que requerirán de canalizaciones de mayor longitud, que se aprovecharían, en un futuro, para nuevas tomas, en caso de ser necesarias.

El plan contempla tres modelos dependiendo de las zonas en las que se ubiquen: el romántico (como el que aparece en la fotografía que acompaña esta información) o el tipo de surtidor de columna rectangular (galdana o atlántida). Todas las variantes cuentan con pulsador para la salida del líquido por tiempo limitado, de manera que no se desperdicie agua.

Centro y barrios

En esta primera fase se atenderán ocho zonas de la ciudad. En el centro, por ejemplo, está previsto colocar caños junto al Puente de Poniente (cerca de la caseta de los jardineros), en la plaza de Portugalete y en Fuente Dorada. Otros lugares con un gran volumen de paso de peatones en los que se instalarán son la zona del Matadero (frente al LAVA) o los jardines de Arturo León (junto al campo de fútbol Felicísimo de la Fuente). Parques como el de Canterac (Delicias), Soto de la Medinilla (Rondilla) o el área de juegos de la zona verde delimitada por las calles Ciudad de la Habana, Juan García Hortelano y Hernando de Acuña, en Parquesol, son otros de los lugares elegidos por Urbanismo para enclavar una toma de agua potable.

Ubicaciones de las fuentes

Las Flores-Pajarillos
Plaza del Primero de Mayo, calle Margarita y Parque Patricia.
Centro
Puente de Poniente (a la altura de la caseta de Jardines), Fuente Dorada y plaza de Portugalete
Zona Norte
Parque del Soto de la Medinilla y calle Cantabria con Serranía de Ronda (Barrio España).
Pilarica.
Itinerario del Esgueva (calle Zaragoza) y Parque Madre Amadora (calle Salud).
Delicias.
Paseo de San Vicente con avenida de Segovia, calle Mikado, Paseo Juan Carlos I (a la altura de las calles Carmelo y Delicias), General Shelly (frente al centro cívico) y parque de Canterac.
Zona Sur.
Matadero (frente al LAVA) y parque Arturo León (campo de fútbol Felicísimo de la Fuente).
Parquesol.
Junto al parque infantil delimitado por Ciudad de la Habana, Juan García Hortelano y Hernando de Acuña
La Victoria.
En el Centro Cívico Canal de Castilla y en el Parque del Jardín Botánico.

El departamento que gestiona Manuel Saravia tiene en cartera, dentro del plan de presupuestos participativos, abordar la instalación de nuevos surtidores en La Rondilla, donde los vecinos han solicitado ampliar el número de caños. La intención del área es revisar la red de grifos públicos de la ciudad con el objetivo de reforzarla allá donde se requiera o retirar algunas fuentes que, por las características y el uso de la zona, no son necesarias, según explican los técnicos de la Concejalía de Urbanismo.