Urbanismo amplía la mediana de otro punto negro de Parquesol

Obras de ampliación de la mediana en la calle Adolfo Miaja de la Muela./J. S.
Obras de ampliación de la mediana en la calle Adolfo Miaja de la Muela. / J. S.

Los peatones ganarán espacio en el semáforo del cruce de Adolfo Miaja de la Muela con Doctor Villacián y se eliminará un carril de giro de la calzada

J. Sanz
J. SANZValladolid

Los operarios han comenzado esta semana las obras para eliminar o, al menos, reducir el riesgo para los peatones de los peligrosos carriles de giro de las medianas de Parquesol en el marco de un proyecto urbanístico que nació hace seis años y que ahora alcanza al más que transitado cruce de las calles Adolfo Miaja de la Muela con Doctor Villacián (la principal vía de entrada al barrio desde la avenida de Salamanca). No se ejecutará una glorieta o una rotonda, como vienen reclamando los vecinos desde hace lustros, pero sí se ampliará la mediana del semáforo situado en Adolfo Miaja, justo antes de la intersección, para que los peatones puedan esperar allí con seguridad a que cambien las breves fases de los semáforos tan habituales en las calles de este barrio. La intervención supondrá, además, la eliminación del carril de giro a la izquierda para los vehículos que circulen por Adolfo Miaja de la Muela hacia Doctor Villacián y se mantendrán los dos carriles centrales de la primera vía para continuar recto (hacia Carrefour) o girar a izquierda y derecha.

La remodelación de las medianas de Parquesol comenzó en 2012 y 2015, cuando se ampliaron los cinco primeros puntos de paso para los peatones, y se retomó en 2016 con la misma intervención en otros doce puntos diseminados por las calles José Garrote Tébar, Ciudad de la Habana y Hernando de Acuña. En todos los casos se eliminaron carriles de giro o se ampliaron las medianas.

Ahora le toca el turno a la calle Adolfo Miaja de la Muela, donde se llevará a cabo la misma intervención al borde con Doctor Villacián y, a continuación, en un cruce similar de dicha vía con las calles Eusebio González Suárez y Amadeo Arias.

El diseño urbanístico de un barrio que nació en su actual configuración en los años ochenta incluyó un sinfín de medianas prolongadas por afilados y estrechos bordillos (escenario de innumerables accidentes en los últimos años) para facilitar la existencia de un tercer carril de giro en la mayoría de los cruces ante la ausencia de rotondas.

La remodelación de las diecisiete medianas anteriores supuso una inversión que superó los doscientos mil euros en las tres fases anteriores y permitió suprimir puntos más que negros como el de la intersección de las calles Ciudad de la Habana y Amadeo Arias, en cuyo bordillo del tercer carril de giro decenas de coches se dejaron los bajos al salir de la segunda hacia la primera. La ampliación de esta mediana se llevó a cabo hace dos años, cuando se remodelaron otras once, incluida la que recorre Hernando de Acuña, adornada con arbustos, flores y olmos.

 

Fotos

Vídeos