Valladolid Toma la Palabra abre su fase de primarias a la espera de que Podemos decida si se integra

Asamble de Toma la Palabra celebrada este sábado en el centro José Luis Mosquera. /HENAR SASTRE
Asamble de Toma la Palabra celebrada este sábado en el centro José Luis Mosquera. / HENAR SASTRE

«Hay que reunir todas las sensibilidades a la izquierda del PSOE; ir por separado no es la mejor opción»

Víctor Vela
VÍCTOR VELAVALLADOLID

La asamblea de Toma la Palabra acordó ayer «continuar adelante» con su «hoja de ruta» –que incluye la apertura mañana de su calendario de primarias– y hacerlo, además, con «los brazos abiertos» para que «en el momento en el que otras organizaciones, como Podemos, quieran hacerlo, se puedan unir a nuestro proceso». «Nosotros les vamos a acoger», aseguró Rocío Anguita, representante de coordinación de la asamblea de Toma la Palabra, que ayer acordó «flexibilizar los plazos en la medida de lo posible» y esperar a que Podemos decida (lo hará el próximo sábado 23 de febrero) si finalmente confluye para crear una «única candidatura a la izquierda del PSOE». Toma la Palabra entendió, en todo caso, que no es necesario parar toda su maquinaria preelectoral a la espera de la decisión de Podemos.

Por eso, ayer refrendó un calendario de acciones para los próximos dos meses. Mañana lunes y durante dos semanas se abre el plazo de presentación de candidaturas a las primarias para elaborar la lista electoral. Si finalmente Podemos decide el sábado apoyar la confluencia con Toma la Palabra, tendría una semana para añadir sus nombres al listado de candidaturas a esas primarias conjuntas. La formación morada ya ha aprobado su lista de aspirantes, con Israel Álvarez Calzada a la cabeza.

Desde Toma la Palabra, quien ha dado un paso al frente y anunciado su candidatura es ManuelSaravia, actual concejal de Urbanismo, pero no desveló si concurrirá a título individual o lo hará acompañado por otras personas, ya que existe la posibilidad de presentar candidaturas en equipo (con varios nombres, aunque, como en el caso de listas abiertas, no será obligatorio respaldar a todos). «Será un proceso de primarias puras, como ya se pactó con Podemos», remarcó María Sánchez, portavoz de Toma la Palabra en el Ayuntamiento, lo que no garantiza cuotas a ninguna de las corrientes que finalmente conformen la plataforma electoral. El único requisito fijado es que se conforme una lista paritaria.Cada inscrito en el sistema de votación podrá apoyar a cuatro hombres y cuatro mujeres en su papeleta.

Junto al inicio del proceso de primarias, Toma la Palabra explicó que durante este mes de febrero celebrará un «debate de ideas» con mesas temáticas y la participación de colectivos sociales para dar forma a un programa electoral, cuyo borrador se elaborará en marzo para su análisis, presentación de enmiendas y aprobación final por parte de la asamblea. «Un proceso participativo como este es más lento, pero está avalado por opiniones de personas con experiencia en el Gobierno, de asociaciones que conocen la ciudad, de colectivos que saben las necesidades de Valladolid», dijo Saravia. «Será un proyecto ganador, que recoge muchas sensibilidad, con el objetivo de ganar las elecciones y ganar la alcaldía», añadió AlbertoBustos, actual concejal de Participación Ciudadana.

«Estamos en un tiempo político en el que no habrá mayorías absolutas», defendió María Sánchez. Por eso, «este proyecto plural tiene que reunir a todo el espacio político que se encuentra a la izquierda del PSOE. No nos parece la mejor opción que fuéramos por separado», añadió Anguita, quien explicó que «el país vive una situación compleja que rebota también en la ciudad», aunque desde Toma la Palabra entienden que unos comicios municipales «son diferentes a lo que se viven en el ámbito estatal y autonómico».

«Ya hemos demostrado la capacidad de Toma la Palabra para unir fuerzas», expresó Bustos, quien recordó que la plataforma concurrió a las elecciones de 2015 con una candidatura conjunta, construida con un proceso de primarias, que cosió a Izquierda Unida, Equo y colectivos sociales y vecinales. El sábado, Podemos decidirá si se alía a la candidatura.