La Plaza Mayor de Castrejón recibe las fiestas en forma de coso taurino

Niños jugando con una carreta que simula una vaquilla. /Álvaro Gómez
Niños jugando con una carreta que simula una vaquilla. / Álvaro Gómez

Las fiestas del toro y la belleza del recorrido del encierro son el principal atractivo de los festejos

ÁLVARO GÓMEZCastrejón de Trabancos

La Plaza Mayor de un municipio es lugar de encuentro durante todo el año, pero la de Castrejón de Trabancos adquiere un ambiente especial durante las fiestas patronales. Mientras los vecinos preparan los trajes de peña para estos días, la Plaza Mayor se engalana para convertirse en el coso taurino. Los barrotes construyen esta particular plaza de toros con un caño en medio, lo que consigue que los festejos taurinos sean «muy atractivos». Además explica el alcalde de Castrejón de Trabancos, Moisés Santana, que las calles por las que discurren los típicos encierros son «muy bonitas», así que es no es difícil explicarse por qué este festejo es lo más característico de las fiestas en Honor a Nuestra Señora de la Asunción.

Y esas calles por las que discurrirán los encierros ya están cubiertas de arena «para que el toro no sufray para servir de aviso a los vecinos de la llegada de los días más esperados del año.

Tras una semana cultural muy movida, el programa guarda lo mejor para los días que van del 14 al 18. Ya el primero habrá encierro de chupetines, que se repetirá la mañana del viernes, y una verbena taurina, que llenará de adrenalina a los vecinos con la música del DJ y la suelta de vaquillas y un toro. Ya el viernes volverán a sonar los 'olés' en el municipio con el encierro al estilo de Castrejón que tendrá lugar a la llegada de la medianoche. El sábado es el turno del toro de cajón, también con un encierro posterior para quien quiera disfrutar de unas buenas carreras. Y, para cerrar el calendario taurino, la mañana del domingo será el encierro a caballo por el campo desde el Gruyero.

Programa de fiestas

Además del cartel taurino, el programa de las fiestas de Castrejón de Trabancos incluye otros eventos que atraerán a los vecinos de otros pueblos cercanos. Posiblemente la noche con más afluencia sea la del miércoles, además del fin de semana, pues según el alcalde estos días pueden alcanzar las 3.000 personas. No es poco para un pueblo de menos de 200 habitantes, aunque en verano llega a triplicar el número de vecinos. Y, aunque reciben a los visitantes con los brazos abiertos, en el Ayuntamiento no olvidan la importancia de los habitantes de Castrejón durante estos días. «Las peñas son el motor de las fiestas», confiesa Santana, quien detalla que este año como novedad habrá un recorrido por las ocho peñas para ver cuál elabora el mejor vermú. Será la mañana del sábado, aunque ya la noche anterior está programada la concentración de peñas y el concurso de pinchos. En este evento «cada vez hay más participación».

El resto del programa lo componen las actuaciones musicales nocturnas, de las que bien seguro disfrutarán los más jóvenes hasta altas horas de la madrugada. Después, será la puesta de las banderas de cada peña en el Ayuntamiento que inaugura las fiestas del primer día, con el pasacalles y el pregón unas horas más tarde. La tradicional diana será el día 15, el de la patrona, y la misa en honor a Nuestra Señora de la Asunción. El viernes tendrá lugar la paella que precede al concurso de pinchos. Después, el pasacalles y el concierto de Patio Chico del sábado y, para acabar las fiestas, el super tobogán e hinchables junto a la fiesta de espuma del domingo, la parrillada y la traca final. Asimismo, el alcalde anima a los vecinos a «que participen, y que salgan a la calle».