La Mancomunidad Alvisan designa presidente al alcalde de Megeces

Abel Manso Catalina y, a su izquierda, la vicepresidenta, Rebeca Sanz Calvo, durante la sesión plenaria constitutiva del consejo de concejales de la Mancomunidad./C. C.
Abel Manso Catalina y, a su izquierda, la vicepresidenta, Rebeca Sanz Calvo, durante la sesión plenaria constitutiva del consejo de concejales de la Mancomunidad. / C. C.

Además de Abel Alonso, fue elegida vicepresidenta la concejala de Pedrajas Rebeca Sanz

Cruz Catalina
CRUZ CATALINAÍscar

Como ya ocurrió ahora hace cuatro años, Íscar volvió a quedarse sin la presidencia de la Mancomunidad de Municipios Alvisan cuyo nuevo consejo para el mandato 2019-2023 quedó constituido la tarde-noche del pasado lunes en una corta sesión plenaria extraordinaria, pues apenas duro 35 minutos. Resultaron elegidos para los cargos de presidente y vicepresidenta el alcalde popular de Megeces, Abel Manso Catalina, y la concejala de Pedrajas de San Esteban, Rebeca Sanz Calvo.

La sesión, celebrada en el consistorio iscariense, comenzó con la constitución de la mesa de edad, presidida precisamente por Manso Catalina al ser el más longevo, quien junto al concejal-consejero más joven, el edil de Villaverde de Íscar Roberto Benito Rodríguez, fueron los encargados de tomar juramento o promesa a los quince concejales-consejeros elegidos por los seis ayuntamientos, cinco de Valladolid (Alcazarén, Cogeces de Íscar, Íscar, Megeces y Pedrajas de San Esteban) y uno de Segovia (Villaverde de Íscar), que integran esta entidad.

La Mancomunidad fue creada en 1986 para la prestación del servicio de recogida y tratamiento de los residuos sólidos urbanos, a razón de dos consejeros por municipio, excepto Íscar y Pedrajas de San Esteban que, por su número de habitantes, les corresponden cuatro y tres respectivamente.

Ya en sus escaños se procedió a la elección a mano alzada del presidente, cargo al que optaron el ya citado regidor megezano que acaparó de diez sufragios, los ocho de los ediles del Partido Popular y los dos de Unión Regionalista de Castilla y León, y el concejal de Íscar de Ciudadanos David Macías Domínguez que sumó los cinco votos procedentes de los dos ediles de su formación política, los dos del PSOE y uno de Candidatura Independiente.

La votación puso de manifiesto el distanciamiento existente entre las diferentes fuerzas políticas y que, días atrás, quedo igualmente patente en la constitución y elección de presidente y vicepresidente de la Mancomunidad Rio Eresma donde Íscar es el municipio de mayor entidad poblacional y que tradicionalmente siempre había ostentado la presidencia. El consejero representante del equipo de gobierno de Íscar propuesto para el cargo no obtuvo los suficientes apoyos y fue elegida la alcaldesa de La Pedraja de Portillo.

Donde no hubo discrepancias fue a la hora de elegir la vicepresidencia, cargo al que únicamente se postuló como candidata la concejala popular de la villa piñonera Rebeca Sanz, que recibió el apoyo unánime de todos los presentes. Tras la elección de los dos cargos principales se designaron los consejeros, uno por municipio, integrantes junto al presidente de la comisión informativa de Hacienda y Especial de Cuentas; así como al representante titular de la entidad, y su suplente, en el Consorcio Provincial de Medio Ambiente, y se determino el régimen de sesiones plenarias ordinarias.

En el turno de palabra, antes de dar por concluida la sesión, el nuevo presidente agradeció el apoyo recibido y su disposición a trabajar por seguir mejorando los servicios que se prestan a los vecinos de los municipios mancomunados. El otro aspirante al cargo manifestó cómo, pese a respetar la legalidad de la elección del presidente, esta no era compartida al señalar que se ha vuelto a quedar fuera el municipio que más aporta económicamente al sostenimiento de la mancomunidad. Indicó asimismo, como ya se hizo al comienzo del anterior mandato, cómo dicha decisión será tenida en cuenta a lo largo de los próximos cuatro años en los proyectos que se pretendan desarrollar.