Descubren que un anticuario vendió al Louvre parte de la sillería del monasterio vallisoletano de la Armedilla

Monasterio de la Armedilla. /A. O.
Monasterio de la Armedilla. / A. O.

El museo negó en varias ocasiones contar con estas piezas, pero una investigación ha desvelado que esta joya arqueológica se encuentra en el centro de arte parisino

Agapito Ojosnegros Lázaro
AGAPITO OJOSNEGROS LÁZAROCogeces del Monte

La investigación histórica es metódica, paciente, rigurosa, por lo que tiene sus tiempos. Por ello desde la Asociación de Amigos del Monasterio de la Armedilla, de Cogeces del Monte, están satisfechos por la reciente noticia que ubica varias piezas de la antigua sillería de la iglesia del complejo monástico cogezano –hoy una joya arqueológica– en dependencias del Museo del Louvre. Esta satisfacción supone una ración extra de combustible para continuar con un laborioso y preciso trabajo de estudio con el que documentar los avatares históricos que ha llevado a una pequeña parte del arte mueble de la Armedilla a París, concretamente a la Unión Central de Artes Decorativas, entidad aneja al gran museo parisino.

Fotos

En el año 2003-2004, desde la asociación se dirigieron al Louvre preguntando por la sillería de la Armedilla, explica Consuelo Escribano, miembro de la citada agrupación histórica-cultural, pues ya entonces una fuente les habló de esa posibilidad. La respuesta fue negativa, por lo que esa línea de investigación quedó en vía muerta, explica Escribano, hasta que recientemente una persona conocedora de su proyecto ha hecho que esta vía se reabra al tráfico investigador, ya que tras reiterar que unas piezas de la sillería de la Armedilla estaban en París «hemos reactivado la investigación, y efectivamente, hemos encontrado que la Unión Central de Artes Decorativas (UCAD) tiene unas piezas de una sillería de madera tallada que es de la iglesia de Rueda, incluso hemos llegado a ver unas fotografías que son de esa sillería. Eso lo que nos confirma es que sí hay algunas piezas en el Louvre, en la Unión Central de Artes Decorativas», señala Escribano.

Y qué tiene que ver la iglesia de Rueda en todo este asunto. Pues una de las claves, o la clave. Ya que los sitiales –o la mayor parte de ellos– de la Armedilla acabaron en esta parroquia en uno de los procesos desamortizadores del monasterio jerónimo de Cogeces del Monte. «La sillería la solicitó el párroco de Rueda de entonces», indica Consuelo, pues el templo no tenía. De ahí que ella misma reconozca que la pregunta que procedía era si las piezas de la sillería que conserva la UCAD procedían de la iglesia de Rueda, su ubicación posterior a la del monasterio, y de donde posiblemente salieron al extranjero.

«No sabemos cuántas piezas hay en París», reconoce, «solo he visto unas fotos con unas piezas, pero que son procedentes de Rueda, seguro; además hay un número de inventario y el destino», y otra información como «fabricado en España, siglo XVI, iglesia de Rueda...».

Más investigación

Poco a poco las preguntas van encontrando su respuesta, o, al menos, hallando la senda correcta. «Ahora lo hemos podido confirmar, pero nuestro objetivo es seguir investigando, tener buenas fotografías, tener más datos, porque parece que no llegan al Louvre de forma directa. No es el museo el que las adquiere, sino que es un anticuario de origen belga quien las adquiere. Ese señor –que vivió hasta principios del siglo XX– tenía una colección muy importante de antigüedades, y cuyo legado acaba en el Louvre.

Sillería ubicada en Rueda.
Sillería ubicada en Rueda. / A. O.

Todos esos avatares tenemos que investigarlos, pero hemos confirmado que sí que hay piezas. Cuándo se las llevaron, qué ocurrió, cómo están, quién las compró: si él directamente o a través de alguien. De momento, no sabemos más». «La investigación avanza, una parte de la Armedilla está en París, una parte pequeña, pero hay que investigar». Así que ya han contactado con el museo y la UCAD para recabar más información y seguir con el largo proceso de «investigación histórica, con rigor y paciencia. Hay más datos y hay que afinarlos. Es interesante pero hay que ponerlo en su contexto. Cada cosa que pasa con la Armedilla para nosotros es estupendo desde el punto de vista de la investigación».

Investigar, documentar, catalogar y difundir es el compromiso que ha adquirido la asociación, como también rehabilitar y mantener el complejo monástico y su entorno, en la medida de sus posibilidades, para que pueda visitarse y disfrutarse con distintas actividades sus restos, los cuales todavía poseen un gran encanto y atractivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos