¿Qué opinan los vallisoletanos sobre el pago del impuesto de las hipotecas?

Primeras reacciones tras conocerse el fallo del Supremo, que ha acordado que sea el cliente quien abone el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD)

Laura Asegurado Mata
LAURA ASEGURADO MATAValladolid

El Tribunal Supremo da un paso atrás y falla a favor de que sean los clientes quienes deben pagar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) vinculados a la firma de una hipoteca. Una decisión tomada este martes por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo que ha causado gran revuelo entre los ciudadanos.

Más información

Para los vallisoletanos «siempre gana la banca». «Todo lo que han hecho ha sido un montaje. Al final siempre pagamos los mismos (los clientes)», opina Eduardo Fernández.

Otros, como José Luis, creen que la solución pasa directamente por eliminar un impuesto que «no existe en muchos países» y que, además, España cuenta con el más alto de toda la Unión Europea. En países como Alemania, Reino Unido y Holanda ni siquiera existe este gravamen. Si bien, para este ciudadano el beneficiado en todo esto no es el banco, sino las comunidades autónomas, «que son las que cobran, y en cada una de manera diferente».

«Es un impuesto que se debería quitar, en muchos países no existe»

«Es un impuesto que se debería quitar, en muchos países no existe»

Y es que, el impuesto que recae sobre la firma de las hipotecas supone un filón de recaudación para las comunidades autónomas. Si bien, su cuantía varía en función de dónde se firme -oscila entre el 0,5 y el 1,5%-, ya que es de carácter autónomo y lo determinan sus gobiernos. En el caso de Castilla y León, el gravamen aplicado es del 1,5%. Por ejemplo, para una hipoteca de 200.000 euros en esta comunidad, la cantidad asciende a 3.000 euros.

«No hay nada que hacer»

Con el caramelo en la boca. Así se han quedado los más optimistas que confiaban en que el Pleno del Supremo siguiera adelante con lo decidido el pasado 18 de octubre, que obligaba a los bancos -y no al cliente- a pagar este impuesto. «Pensábamos pasar unas navidades mejores, pero parece que se acabó comer turrón este año, al menos del bueno», bromeaba Pedro, uno de los tantos ciudadanos afectados.

«La decisión tomada por parte del Tribunal Supremo ha sido un poco desastrosa. Tanto para nada»

«La decisión tomada por parte del Tribunal Supremo ha sido un poco desastrosa. Tanto para nada»

Una opinión que comparte Valeriano, quien tenía «esperanzas», ahora frenadas por los votos de los 15 jueces que se han inclinado por no cambiar una jurisprudencia que ha operado en los últimos 20 años. «Aquí mandan los bancos y los gobiernos, y no hay nada que hacer», sentencia. Sin embargo, la mayoría coincide en que en una hipoteca el beneficiado es el banco, motivo suficiente para que sea este el que se haga cargo de los gastos, «sin repercutir en el cliente», concluye Mario, otro vecino vallisoletano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos