Todo listo en la Feria de Muestras para un macrojuicio histórico en Valladolid

Los técnicos informáticos del Ministerio de Justicia y de la Gerencia de Valladolid probaban ayer los equipos de grabación y megafonía de la sala de vistas montada en la Feria de Valladolid./RAMÓN GÓMEZ
Los técnicos informáticos del Ministerio de Justicia y de la Gerencia de Valladolid probaban ayer los equipos de grabación y megafonía de la sala de vistas montada en la Feria de Valladolid. / RAMÓN GÓMEZ

Los 65 acusados de estafar casi 600.000 euros se sentarán el martes en el banquillo, pero solo serán juzgados los que no han pactado con el fiscal, menos de 10

M. J. Pascual
M. J. PASCUAL

Por primera vez en la historia de la Audiencia de Valladolid uno de sus juicios tendrá que celebrarse fuera de las dependencias del Palacio de Justicia porque no hay espacio material para acoger a 65 acusados, más de 50 letrados, la acusación y los miembros del tribunal, además de los periodistas y del público general que quiera asistir a la macrocausa más grande de las celebradas en la capital vallisoletana hasta la fecha.

Subraya el presidente de la Audiencia, Feliciano Trebolle, que ni siquiera el mítico juicio de Los Monchines por tráfico de drogas, en los noventa del pasado siglo, o el recientemente señalado (y hoy paralizado) de las alteraciones del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Valladolid, han reunido a tantos acusados y abogados como lo hará esta macrocausa, que arrancará el próximo martes y se han reservado fechas para las sesiones hasta el 27 de octubre.

Aunque desde hace meses se está registrando un goteo de letrados en la Fiscalía que han pedido para sus representados llegar a un acuerdo, aceptar las penas y así eludir el juicio y la pena de telediario. Hasta ayer se habían conformado 57 de los 65 acusados, de manera que quedarían solo 8 para ser juzgados, según confirmaron ayer fuentes de la acusación pública. Entre ellos, el supuesto cabecilla de la trama, el consultor M. A. M. D. No se descarta que el lunes todavía puedan producirse nuevos acuerdos que reduzcan aún más la larga lista inicial.

Claves del juicio

Penas.
Los acusados se enfrentan a penas que oscilan entre el año de prisión y nueve meses de multa a más de cuatro años de prisión, según los casos de las estafas, y de seis meses y un día hasta dos años, en los fraudes a la Seguridad Social.
Conformidad.
A fecha de hoy, 57 de los 65 acusados se han conformado con las penas propuestas por la Fiscalía. Hasta el lunes podrían producirse más acuerdos. Por el momento solo son 8 encausados los que no se han conformado con la pena.
Estructura piramidad.
El cabecilla, un 'gestor' que tenía su sede social en el Pasaje Gutiérrez, se servía de cuatro lugartenientes y seis testaferros para captar a personas insolventes en mercadillos y les realizaban contratos falsos para defraudar a la Seguridad Social. Lo hacían mediante el cobro del paro o nóminas falsas emitidas por 15 sociedades fantasma que presentaban en bancos para adquirir créditos o financiar la compra de bienes. Una vez en su poder estos bienes, los revendían y se repartían las ganancias.

De cualquier forma, todos los acusados, integrantes de un grupo criminal –cuyas actividades ilícitas, según la Fiscalía, se orquestaban desde una oficina del Pasaje Gutiérrez, y que habrían estafado, desde 2012, a 60 tiendas de siete provincias, bancos y a la Seguridad Social cerca de 60.000 euros–, estarán en la sala de la Feria de Muestras el martes. Será el presidente del tribunal quien decidirá, al arranque del juicio, si quienes se han conformado con la pena tienen que asistir al resto de sesiones programadas o no.

Desde el pasado mes de julio, la Audiencia y la Gerencia de Justicia en Valladolid empezaron a negociar la posibilidad de que uno de los pabellones de la Feria de Muestras albergase la vista oral contra este amplio grupo criminal, cuyos miembros están acusados de estafa, extorsión, receptación y falsedad documental.

Reciclar

«Es la instalación más grande que hemos hecho desde el juicio del caso Carrasco, en León». Ayer, varios técnicos informáticos de la Subdirección de Nuevas Tecnologías del Ministerio de Justicia desplazados desde Madrid y la jefa de área provincial comprobaban el funcionamiento de la megafonía y el sistema de grabación en el que han estado trabajando desde el 8 de octubre a tiempo completo. El gerente de Justicia, Arturo López Sacristán, indicó que el coste del traslado y montaje de los equipos informáticos (que alquila el Ministerio y se utiliza en otros macrojuicios) más el alquiler por un mes de la nave para transformarla en sala de vistas, está en torno a los 18.000 euros. La Feria se ha ocupado del mobiliario, a excepción del estrado para el tribunal, que había pertenecido a una sala de vistas de la Plaza del Rosarillo.

 

Fotos

Vídeos