La Junta consolida las ruinas del castillo de Tordehumos con 48.000 euros

Arriba se aprecia el rejuntado de piedras en el castillo./M. G. M.
Arriba se aprecia el rejuntado de piedras en el castillo. / M. G. M.

Las intervenciones se han centrado en calzar uno de los muros, rellenar grietas y el rejuntado de fábrica con mortero

Miguel García Marbán
MIGUEL GARCÍA MARBÁNTordehumos

La Junta de Castilla y León, a través del Servicio Territorial de Cultura, acaba de llevar a cabo unas obras con las que se han consolidado las ruinas del castillo de Tordehumos con un coste de 48.000 euros. Las intervenciones se han centrado en calzar uno de los muros más importantes, cuyo asiento había sido socavado por el agua, quedando en el aire. Además del rellenado de grietas, se ha llevado a cabo el rejuntado de fábrica con mortero de cal, material que también se ha colocado en las partes altas de los muros para evitar las filtraciones por la lluvia.

En este sentido, con el fin de evitar humedades, se han efectuado trabajos que garantizarán una adecuada recogida de las aguas pluviales. Para ello se ha instalado una tubería que ha puesto al descubierto, en el interior del castillo, restos de una edificación, que han sido fotografiados, documentados y tapados. Para mejorar el acceso a la parte superior del castillo se han construido varios escalones de piedra.

El alcalde de la localidad, Agapito Bravo, califico de excelentes las labores realizadas, ya que «nunca se había hecho nada por la conservación de las ruinas». Para el regidor, es el mejor inicio para que, en fases posteriores, se continúe con la consolidación del resto de los muros que carecen de asiento, así como la posibilidad de descubrir la cimentación de la torre del homenaje.

Bravo quiso agradecer al Servicio Territorial de Cultura el esfuerzo realizado, y destacó la importancia de «seguir trabajando para intentar tener una visión de cómo era nuestro castillo», una labor en la que será muy importante la investigación.

Mirador

Fue el pasado invierno cuando las intensas lluvias caídas provocaron serios deterioros sobre los restos arquitectónicos del castillo, que alertaron sobre la necesidad de una actuación de urgencia, una circunstancia de la que avisó el grupo municipal socialista en varios plenos al equipo de Gobierno. Ahora, uno de sus concejales, José Miguel Mozo, expresó su deseo de que «esto haya sido el comienzo de una serie de intervenciones con el fin de consolidar los restos arquitectónicos y convertir el lugar en un espectacular mirador como reclamo turístico».

Respecto a la intervención efectuada, Mozo señaló que «la verdad es que no se ha hecho gran cosa como para percibir un cambio del antes y el después». El edil fue muy crítico con la construcción de una escalera de piedras, «sin ningún rigor», que lo que hace es «confundir sobre los restos originales y la nueva construcción»; así como con la creación de muretes de piedra «sin sentido alguno» y el recalce del muro, pues «su impacto visual es espantoso, aunque esperemos que rematado quede mejor». No obstante, destacó la importancia de que cumpla su cometido. En el siglo X ya se menciona la existencia de Tordehumos.

En el XII, forma parte de la línea fronteriza entre los reinos de Castilla y León, por lo que debió edificarse un castillo en lo alto del cerro o reformar el existente. Fue un lugar de señorío y realengo. En el XIV perteneció a los Lara y los Osorio; en el XV estuvo en poder del Marqués de Santillana y en el XVI, los Comuneros lo ocuparon y el emperador Carlos V ordenó su desmantelamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos