El Gobierno reserva 1.392 plazas para soldados en fuerzas policiales

Entrenamiento de soldados españoles./O. Ch.
Entrenamiento de soldados españoles. / O. Ch.

La asociación de militares ATME cuestiona el número y pide que se eleve para dar una salida laboral al colectivo

Jorge Moreno
JORGE MORENOValladolid

La oferta de empleo público que el Ministerio de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales ha establecido para este 2018 fija en 1.392 las plazas reservadas para militares profesionales de tropa y marinería, que prestan su servicio en unidades del Ejército y la Armada. Un cupo para las convocatorias correspondientes al Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil.

Esta reserva se realiza para aquellos soldados que lleven al menos cinco años de servicio con este empleo en las Fuerzas Armadas, y de acuerdo con lo establecido en la ley 8/2006 en la que se fija como criterio preferente la reserva de un cupo del personal que tiene un contrato hasta los 45 años. A partir de esa edad, la ley establece que deben de dejar el Ejército.

La oferta publicada en el BOE del pasado 3 de abril establece 3.000 plazas de acceso libre para el Cuerpo Nacional de Policía, de las cuales 100 lo serán para la Escala Ejecutiva, y otras 2.900 plazas más para la Básica. De estas últimas, el Gobierno ha reservado 580 vacantes para los militares profesionales de tropa, lo que supone un 20%.

En el caso de la Guardia Civil, se sacará a convocatoria este año 2.030 plazas para la Escala de Cabos y Guardias del Cuerpo, de las cuales se reservan 812 para los militares profesionales con al menos cinco años de servicios efectivos, y otras 175 para los alumnos del Colegio de Guardias Jóvenes. En el caso de las 812, suponen el 40% del total.

Con esta reserva de l .392 plazas para soldados y marineros, el Gobieno pretende facilitar una salida profesional a decenas de militares que podrían quedarse en el desempleo en los próximos cinco años, después de permanecer en las unidades dos décadas. En el caso de Valladolid, esta cifra podría alcanzar a los 200 hasta el año 2023. En España se estiman en 8.931.

Estas plazas ofertadas se podrían incrementar a lo largo de este año, si se aprobasen los presupuestos Generales del Estado. Pese a ello, desde la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME), que preside el zamorano Juan Carlos Tamame, se considera insuficiente este cupo y reclaman que el porcentaje de reserva, con el posterior examen, se eleve hasta el 60%, tanto para la Policía Nacional como para Guardia Civil.

«Como mínimo ese es el porcentaje que debería de fijarse para reserva, ya que con el actual no se cumple con el objetivo de dar una salida digna a tantos soldados que durante años han prestado su servicio en las Fuerzas Armadas, y que a los 45 años se quedan en la calle», dijo Tamame.

Para el representante de ATME, otra de las soluciones para resolver este problema estaría en incrementar la reserva de las plazas para soldados con contrato de permanencia, que les permitiría seguir trabajando en el Ejército a partir de los 45 años.

«En este caso, para la categoría de tropa solo han salido unas 350 plazas para los tres ejércitos, de un colectivo que es de unos 30.000 hombres y mujeres», explicó Juan Carlos Tamame, que pidió duplicar ese porcentaje sin que ello merme la efectividad del personal de las Fuerzas Armadas.

Las Fuerzas Armadas españolas cuenta para este año con una plantilla de tropa como máximo de 74.400 efectivos de un total de 130.000, incluidos mandos (suboficiales, oficiales y generales). ATME critica también que no se cubran muchas de estas plazas que se reservan para soldados en el Cuerpo Nacional de Policía.