La cruz laureada del escudo que Franco concedió a Valladolid cumple 80 años

La bandera con el escudo de la ciudad ondea en el Ayuntamiento./Gabriel Villamil
La bandera con el escudo de la ciudad ondea en el Ayuntamiento. / Gabriel Villamil

El decreto del 18 de julio de 1939, reprobado por el Ayuntamiento en 2017, ensalza la intervención de la ciudad al comienzo de la Guerra Civil en 1936

J. Sanz
J. SANZValladolid

El escudo oficial de la capital (del que existe constancia a partir del siglo XV) era redondo, adornado con una corona en la parte superior y lucía los mismos motivos en su interior que en la actualidad (ocho castillos y jirones ondulados) hasta aquel 18 de julio de 1939, coincidiendo con la celebración del tercer aniversario del alzamiento nacional, cuando el propio Francisco Franco rubricó en Burgos el decreto (fechado un día antes y publicado el día 18) que concedía a Valladolid la cruz laureada que a día de hoy aún luce en su emblema.

Decreto rubricado por Francisco Franco el 17 de julio de 1939, y publicado el día 18, por el que concedió la cruz laureada a la ciudad de Valladolid.
Decreto rubricado por Francisco Franco el 17 de julio de 1939, y publicado el día 18, por el que concedió la cruz laureada a la ciudad de Valladolid. / El Norte

La presencia de la laureada en el escudo de la ciudad, que hoy cumple ochenta años, ha sido objeto de polémica desde la entrada en vigor de la Ley de Memoria Histórica en 2007, cuando se creó una plataforma por la retirada de los símbolos franquistas, de la que formaban parte, entre otros, el Partido Socialista e Izquierda Unida. El entonces alcalde, Francisco Javier León de la Riva (PP), ya mostró su negativa a retirar el símbolo cuando se vio obligado a cambiar los nombres de las primeras calles con reminiscencias franquistas (2014) y su sucesor, Óscar Puente (PSOE), hizo lo propio apelando a que la laureada había perdido ya su simbolismo franquista. Tanto es así que en el pleno celebrado el 4 de octubre de 2017, en el que se trataba la posible retirada de la laureada (a petición de Valladolid Toma la Palabra y Sí Se Puede), ganó por mayoría su continuidad con los votos a favor de siete de los ocho concejales del PSOE –solo votó en contra la concejala Rafaela Romero–, los doce del PP, uno de Ciudadanos y otro de Jesús Presencio. Sí se aprobó aquel día, y por unanimidad, la reprobación formal del decreto rubricado hace ochenta años por Francisco Franco.

«La capital dio resonancia guerrera al primer eco azul de las camisas falangistas», recogía la orden del caudillo

Aquel decreto, publicado en plena fiesta del alzamiento de aquel 1939, 'año de la victoria', recogía el otorgamiento de esta distinción militar, como es la cruz laureada de San Fernando (creada como tal en 1811), a la ciudad, que desde aquel mismo día debía «grabarla en sus escudos», como recuerdo «a las gestas heroicas de Valladolid (...) y a su decisiva aportación en los primeros momentos de la guerra de liberación de España». El decreto, ahora reprobado, destacaba cómo «la capital castellana dio resonancia guerrera al primer eco azul de las camisas falangistas (...) aplastando la resistencia del notable foco marxista en la ciudad».

El decreto fue reprobado hace dos años. El escudo de la ciudad, sin embargo, continúa luciendo la cruz laureada concedida hace ochenta años. Su actual diseño, más rectangular que el original, fue presentado oficialmente el 30 de septiembre de 1939, un día antes de que Franco realizara una visita a la ciudad, engalanada en aquel 'Día del Caudillo'.