El alcalde de Cogeces y la directora de Comercio sustituirán a Carnero en la Diputación y el Ayuntamiento

El alcalde de Cogeces del Monte, Fernando Esteban, y la directora de Comercio y Consumo, Irene Núñez. /El Norte
El alcalde de Cogeces del Monte, Fernando Esteban, y la directora de Comercio y Consumo, Irene Núñez. / El Norte

Irene Núñez no tomará la decisión de ser concejala hasta que no sepa «cómo va a quedar el organigrama» en la Junta

Eva Esteban
EVA ESTEBANValladolid

Perdió el pulso. No logró la bendición de Génova para presidir la Diputación de Valladolid, pero Jesús Julio Carnero quería continuar formando parte de la institución provincial. Así se lo hizo saber a los diputados de su partido, y aunque los «rumores» de los últimos días propiciaron que en el acuerdo que Partido Popular y Ciudadanos ultiman para gobernar la Diputación no le designaran ningún área, «nadie» sabía hasta este martes que Carnero iba a ser el elegido por Alfonso Fernández Mañueco para dirigir la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural.

Este giro en el guion político de Carnero implicará una sucesión de cambios tanto en la institución provincial como en el Ayuntamiento de la capital, donde mantenía su escaño como diputado y concejal, respectivamente. Este mismo miércoles presentará el escrito de renuncia. En la Diputación, su sustituto será el alcalde de Cogeces del Monte, Fernando Esteban. El primer suplente de la lista asegura estar «a disposición del partido» y aceptará «con mucho gusto» el cargo.

En el caso del Consistorio vallisoletano, la número diez, Irene Núñez, directora general de Comercio y Consumo en funciones, no tomará la decisión de aceptar o no el puesto hasta que no sepa «cómo va a quedar el resto del organigrama» en la Junta. «Nunca se sabe, no sé lo que me pueden ofrecer», argumenta. Sin embargo, defiende que «siempre es mejor estar en una dirección general pudiendo desarrollar un programa político que en la oposición, que no tienen esa oportunidad». En caso de que lo rechazara, su sustituto sería Francisco de Paula, capitán del VRAC de rugby.

Carnero también tendrá que renunciar, presumiblemente, a ser presidente del PP en la provincia, ya que los estatutos del partido contemplan la incompatibilidad en el desempeño de las funciones. Ya ocurrió algo similar en 2017, cuando Carlos Fernández Carriedo tuvo que renunciar a la presidencia del PP de Palencia al ser nombrado consejero de Empleo. No obstante, Génova tendrá la última palabra.