El director del IOBA aboga por una gestión profesional para mejorar la competividad

Daniel Miguel, Juan José Mateos y José Carlos Pastor./
Daniel Miguel, Juan José Mateos y José Carlos Pastor.

El consejero de Educación considera al instituto un «gran ejemplo» por compaginar la docencia, la investigación y la transferencia del conocimiento a la sociedad

EL NORTEvalladolid

El director del Instituto Universitario de Oftalmología Aplicada (IOBA), José Carlos Pastor, abogó este viernes por profesionalizar la gestión, que a su juicio no debe ser administrativa o amateur, para poder mejorar la competitividad y lograr un mayor crecimiento del centro, dependiente de la Universidad de Valladolid (UVA). Aseguró que este es el reto del futuro, una línea que la institución académica puede iniciar de forma piloto con el instituto, que celebró con una jornada su 20 aniversario.

En ese sentido, Pastor reconoció que tras dos décadas de vida todavía queda mucho por hacer en el IOBA, que destacó ha sido el prototipo y ejemplo en el ámbito universitario e investigador. El doctor insistió en que la universidad debe dar el paso de cambiar la gestión ya que en su opinión estos centros dedicados a la innovación debe ser competitivos, lo que exige un modelo de gestión como el que aplica el sector empresarial, informa Ical.

Al respecto, el director del IOBA expuso que no hay otra gestión y rechazó la dicotomía existente en el sector sanitario entre lo público y lo privado. «Es una tontería», apostilló Pastor. Sostuvo que la gestión «o es buena o es mala», si bien reconoció que en España está muy extendida la gestión administrativa de los centros de investigación. En su opinión, pueden lograr un mayor crecimiento y competir si profesionalizan la gestión.

Por ello, pidió a la Universidad de Valladolid que aplique el sentido común para emprender el salto a la nueva gestión profesional del entorno académico, que recalcó no debe limitarse a la mera contabilidad de ingresos y gastos. Al respecto, el rector de la UVA, Daniel Miguel San José, recogió el guante lanzado por el director del IOBA y agregó que su equipo tiene esta voluntad por lo que se impulsará este modelo, aunque con alguna prudencia.

Por su parte, el consejero de Educación, Juan José Mateos, remarcó lavalía que ha demostrado el IOBA en estos 20 años y añadió que tiene las mejores condiciones y que cumple todos los objetivos. Remarcó que un gran ejemplo por compaginar la docencia pre y postdoctoral, la investigación básica y aplicada en tratamientos oculares y la transferencia del conocimiento a la sociedad. Destacó que trabaja con varias empresas y que cuenta con patentes.

El rector de la UVA subrayó también la relación entre la universidad y la empresa que impulsa el IOBA ya que destacó que sus investigaciones se aplican de forma inmediata en la práctica clínica. Daniel Miguel San José remarcó que cada día se atiende a un buen número de pacientes en las instalaciones del centro en el campus Miguel Delibes de Valladolid. Por ello, subrayó que realiza investigación traslacional y transnacional ya que mantiene relación con empresas nacionales e internacionales y desarrolla proyectos de cooperación con países como Angola.

Finalmente, el presidente del Consejo Social de la UVA, Gerardo Gutiérrez, destacó que el instituto conjuga la actividad docente, con la investigación y la asistencia, lo que supone a su juicio una correcta implicación social. A lo largo de distintas sesiones científicas se dieron a conocer los trabajos y las líneas de investigación que están llevando a cabo los diferentes grupos. También se hizo un repaso de estos 20 años y se presentó la nueva página web.

Trayectoria

El IOBA es el primer Instituto LRU (Ley de reforma universitaria) de la Universidad de Valladolid y el primero de España de los dedicados a la oftalmología y las ciencias de la visión. Su objetivo principal era dar «respuesta a la necesidad de profundizar en el conocimiento de las bases biológicas, de los métodos diagnósticos y terapéuticos relativos a las enfermedades oculares, así como la aplicación práctica de tales conocimientos a la prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de las mismas».

Su trayectoria se resume en el lema 'Investigamos para curar mejor' que lleva aplicando a lo largo de estos 20 años de historia. En el IOBA se realiza una investigación multidisciplinar aplicada en oftalmología y ciencias de la visión, y los conocimientos que se obtienen se aplican a los pacientes y contribuyen a la formación de profesionales de la salud.

En estos dos decenios, el IOBA ha ido creciendo en todas ellas hasta contar con un grupo de alrededor un centenar de profesionales de distintas disciplinas. Más de 52.000 historias clínicas y 18.000 consultas al año; más de 70 tesis doctorales en este tiempo, diez de ellas con mención internacional; más de 700 artículos científicos; 47 ensayos clínicos en estos 20 años; 14 patentes y diversas transferencias de tecnología; una línea celular denominada IOBA-NHC normal human conjuctiva (epitelio conjuntival humano); el Laboratorio de Control Ambiental CERLab, transferido a la empresa Visión I+D. Esta fue la primera 'spin off' de la Universidad de Valladolid.

El IOBA forma parte y coordina el Clúster4Eye, el primero de oftalmología y ciencias de la visión del país. De los 12.000 euros en 1994 (100 por 100 público) se ha pasado a 1,11 millones en 2014 -52 por ciento público y 48 por ciento privado-. Más de 18 millones de euros captados en estos 20 años.