Las plagas reducen a la mitad la producción de piñas

El PSOE reclama al Gobierno regional un programa de control y prevención de las nuevas enfermedades

TERESA LAPUERTAVALLADOLID.
Una piña sana, en el centro, junto a otras afectadas por distintas plagas. ::
                             EL NORTE/
Una piña sana, en el centro, junto a otras afectadas por distintas plagas. :: EL NORTE

Parece bastante probable que la principal culpable sea una chinche procedente de América, aunque sus daños se estén sumando a los de las otras tres plagas que desde hace años afectan al pino piñonero vallisoletano. Lo que es cierto es que la producción de piñas se ha reducido este año a más de la mitad y que los propietarios de masas forestales y los elaboradores del piñón llevan semanas dando la voz de alarma.

El PSOE de Valladolid se ha adherido a estas reivindicaciones y ha presentado para su debate en el pleno del próximo viernes una proposición con la que exige a la Junta un programa de control y prevención de la 'Leptoglossus Occidentalis', un 'bichito' devastador que ya ha hecho disminuir en un 80% la producción de piña portuguesa.

El diputado Ángel Luis Torrero puso ayer como ejemplo la zona conocida como El Bosque, en Portillo, donde los ingresos procedentes de la masa forestal han pasado de los entre 150.000 y 200.000 euros de los últimos años a los 15.000 de la presente campaña, y reprendió a la Junta por no tomar cartas en el asunto, cuando se trata de un sector de vital importancia para muchos pueblos de Valladolid tanto en lo económico como en lo laboral. Recordó, en este sentido, que la provincia exporta el 80% de su producción y elabora parte de la que se recolecta en otros países.

Tanto Torrero como el portavoz del grupo en la institución provincial, Juan José Zancada, advirtieron de que los piñoneros vallisoletanos llevan décadas luchando contra la conocida como oruga o procesionaria, además de contra otras dos enfermedades, y alertaron de la nefasta incidencia que podría estar teniendo esta nueva plaga. El insecto, que al parecer lleva años haciendo estragos en Italia y Portugal, se trasladó a Cataluña en el año 2003 y aterrizó en Madrid y en Andalucía en 2008, por lo que es muy probable que sea el culpable de la disminución de producción próxima al 60% que se ha producido en Valladolid.

El diputado recordó que el Gobierno regional es competente en materia de montes, aprovechamientos y recursos forestales, y criticó que sus representantes ni siquiera hayan confirmado su asistencia al encuentro internacional organizado por la Asociación Forestal de Valladolid y la Asociación de Elaboradores del Piñón. La cita tendrá lugar el miércoles en Matapozuelos y, en ella, expertos nacionales e internacionales tratarán de poner sobre la mesa la realidad de las distintas enfermedades que afectan al pino piñonero, así como las posibles actuaciones a llevar a cabo para evitar su masiva propagación.