Soria

La Junta estudiará reabrir la farmacia de la localidad soriana Villar del Río

Entrada de una farmacia. /Eduardo Parra
Entrada de una farmacia. / Eduardo Parra

La solución propuesta por la directora general de Salud Pública, Carmen Pacheco, es la de designarla 'zona farmacéutica especial'

Isabel G. Villarroel
ISABEL G. VILLARROELSoria

Han sido muchas concentraciones, muchas manifestaciones, muchas reuniones y cartas a la administración regional lo que le ha constado a la plataforma ciudadana que lucha por reabrir la farmacia del municipio soriano de Villar del Río, en plena comarca de Tierras Altas, una buena noticia.

La farmacia de Villar del Río cerró definitivamente el 16 de marzo de 2018 y en ese momento se trasladó a la consejería de Sanidad la situación de desamparo en la que quedaban los vecinos de 25 municipios, que tras meses sin servicio, ha podido acudir a un botiquín que solo abre unas horas por las tardes de algunos días a la semana, «lo que no garantiza un buen servicio a los habitantes de Tierras Altas como a los vecinos no solo de Villar del Río, sino también de Yanguas, Santa Cruz de Yanguas, Vizmanos o Las Aldehuelas entre otros, más de 500 empadronados que se convierten en más de 2.000 en verano», según la portavoz de la plataforma Nieves Orte.

Esta vez ha sido la directora de general de Salud Pública de la consejería de Sanidad del nuevo gobierno regional, María del Carmen Pacheco, la que ha accedido a mantener una reunión con la plataforma y con el presidente de la mancomunidad de Tierras Altas, Tomás Cabezón, que es a su vez el diputado nacional del PP por la provincia de Soria.

Según Nieves Orte, «tenemos esperanzas, así nos lo ha comunicado la directora general, hemos salido satisfechos del encuentro que hemos tenido porque han visto la posibilidad que incorporar la concesión en la figura que llaman 'zonas farmacéuticas especiales' por razones geográficas y sociales, creen que se podría empezar a tener en cuenta estas zonas con el ejemplo de Villar del Río, aunque sabemos que el proceso va a ser largo y complicado». Orte explica que «el siguiente paso que tenemos que dar según lo que nos han pedido es hacer llegar a la consejería un documento de solicitud de toda la comarca en el que se plasme la necesidad de reabrir la farmacia en una circunstancia especial en una zona especial, y a partir de ahí continuar con la concesión porque tenemos en torno a 25 farmacéuticos interesados, con los que hablamos casi a diario desde la plataforma».

El profesional que tenía adjudicada la farmacia de Villar se trasladó a Madrid y hace un año y medio que quedó pendiente la nueva concesión, a la que el gobierno regional se ha negado desde entonces alegando falta de población. La oficina de farmacia en Villar del Río está ubicada en un edificio que es titularidad municipal, así como la vivienda, ubicada en la parte superior, que se cede al profesional que presta el servicio.