Soria

El alcalde de Almazán considera injusto que la sociedad juzgue a los nuevos fichajes del Almazán

Víctor Rodríguez Ramos 'Viti, nuevo jugador del club Sociedad Deportiva Almazán /
Víctor Rodríguez Ramos 'Viti, nuevo jugador del club Sociedad Deportiva Almazán

Antígona se plantea movilizaciones si el club no rescinde los contratos de Viti y Lucho

ISABEL G. VILLARROELSoria

La polémica está servida. La Sociedad Deportiva Almazán refuerza para esta nueva temporada su plantilla con los futbolistas procedentes de la Arandina Viti y Lucho, que están acusados de abusar de una menor de 16 años sin su consentimiento. La Arandina rescindió los contratos y ahora los acoge el Almazán con numerosas críticas desde todos los puntos del país. Están a la espera de ser juzgados. Estuvieron tres meses en prisión y salieron bajo fianza de 6.000 euros. Mientras el club adnamantino y el ayuntamiento del municipio defienden los contratos, las asociaciones de mujeres, la diputación, la delegación del Gobierno en Castilla y León y muchas otras instituciones ven innecesaria esta polémica.

Ha sido el acalde de Almazán, José Antonio de Miguel, el que ha querido aclarar la situación visto que el club no ha hecho ni va a hacer ninguna declaración: «se nos está yendo de las manos y no debería tener tanta importancia como la que se está dando. El ayuntamiento no tiene nada que ver con la polémica y las instalaciones no se las vamos a ceder al Club en caso de que sean condenados una vez que se celebre el juicio. Aun así, los chicos y sus familias están sufriendo ya el juicio de la sociedad antes de que tenga lugar el oficio, tienen derecho a la presunción de inocencia y no apartarlos de la sociedad antes de tiempo. Yo creo en las palabras del entrenador, que son buena gente y que quizás no sean ni condenados», explica José Antonio de Miguel.

La presidenta de Antígona, Concha Baena, por su parte, «pensamos que con la que está cayendo se debería haber esperado un poco más y haber decidido las contrataciones una vez conocida la sentencia. Cuando el río suena agua lleva, no necesitamos en Soria ni en Almazán ni en ningún pueblo más violadores o presuntos violadores. A la sociedad nos está entrando pánico de pensar que nos podemos encontrar con ellos».

Se plantean movilizaciones en la calle para que no terminen la temporada deportiva, «vamos a esperar a que salga el juicio y aunque tenemos clara la idea de que sí que ha habido agresión sexual, hay que esperar por prudencia».

 

 

Fotos

Vídeos