Los padres del pequeño Julen esperan un nuevo hijo

Los padres de Julen, citados a declarar ante la jueza en febrero. /Efe
Los padres de Julen, citados a declarar ante la jueza en febrero. / Efe

Vicky y José esperan un nuevo hijo ocho meses después de perder a Julen, el pequeño que falleció tras caer a un pozo en la finca malagueña de Totalán

EL NORTEValladolid

El domingo 13 de enero la tragedia se apoderó de la localidad de Totalán. El pequeño Julen de tan solo dos años cayó por un pozo, precipitando el mayor despliegue de medios para el rescate de una persona grandísimo despliegue humano y técnico que llegó a movilizar a centenares de personas en una lucha contra el tiempo. Fue una auténtica obra de ingeniería humana, como la definió el coordinador del operativo. Sin embargo, el desgarrador desenlace llegó 13 días después cuando los operarios hallaron el cuerpo sin vida del menor.

En aquel momento, el padre de Julen, José Roselló, aseguró que dos ángeles le proporcionarían las fuerzas a él y a su mujer, Vicky García, para lograr ponerse en pie. Uno es Julen y el otro, su primer hijo, que perdieron pocos años antes del trágico accidente cuando tan solo tenía tres años. Ahora, sus dos ángeles de la guarda seguirán arropándoles en la nueva etapa que se abre en sus vidas. El matrimonio espera un nuevo hijo, según ha informado Antena 3 esta mañana.

Ocho meses después de la tragecia, el anuncio del embarazo llega como un atisbo de luz para una familia marcada por la tragedia. Hace escasos meses, en una entrevista a Espejo Público y ante los rumores de un posible embarazo, Vicky reconocía que existía esa posibilidad en un futuro. «Ojalá estuviera embarazada. Prometí darle un hermanito a Julen y se lo voy a dar». Y parece que esa promesa se ha convertido ahora en realidad.

Vicky solo está de un mes y medio por lo que todavía es muy pronto para conocer el género del bebé. Para ella y José se abre un nuevo episodio en sus vidas en la que también tendrán que afrontar la el juicio contra el dueño de la finca donde Julen perdió la vida.

El rescate del pequeño se convirtió en un operario sin precedentes y cuya repercusión rebasó los límites del municipio. Centenares de vecinos mostraron su gran hospitalidad tanto a la hora de apoyar a la familia de Julen como al dispositivo de rescate. Medios de comunicación de todo el mundo se desplazaron a la Totalán para seguir de cerca las labores de salvación en la que mineros, bomberos y guardia civiles encabezaron una lucha sin cuartel contra la montaña. También especialista y empresarios de distintos puntos de España y del extranjero participaron en un rescate que será recordado como una gran muestra de solidaridad humana.