De peregrinaje por el camino de San Frutos

Grupo de peregrinos del camino de San Frutos, este domingo. /El Norte
Grupo de peregrinos del camino de San Frutos, este domingo. / El Norte

Unas 120 personas han recorrido este domingo los catorce klómetros entre Caballar y Puebla de Pedraza

El Norte
EL NORTESegovia

Peregrinos de todas las edades se han animado este domingo a recorrer los catorce kilómetros de la tercera de las etapas de las que consta el camino de San Frutos, que discurrió entre Caballar y Puebla de Pedraza. Los caminantes transitaron por un terreno plagado de historia, patrimonio, arte, paisajes naturales y no exento de espiritualidad. Las tres localidades por las que pasaron los andariegos se han volcado con ellos. Así, por ejemplo, la corporación municipal de Puebla de Pedraza, con la ayuda de las mujeres del pueblo, les ha preparado un refrigerio al concluir la marcha. Asimismo, la alcaldesa de Caballar, Susana Gómez, les saludó a la salida; y el regidor de Muñoveros, Alberto García, les recibió.

El camino de San Frutos es una iniciativa organizada por Prodestur, el organismo de Turismo de la Diputación, con motivo de la festividad del santo. Se trata de peregrinar por los lugares vinculados a la vida del eremita y una forma diferente de conocer el territorio a través de un itinerario de peregrinación entre la capital segoviana y el Parque Natural de las Hoces del río Duratón, como explican fuentes de la institución provincial.

En la salida de Caballar se recordó que en esta población se encuentra la popular Fuente Santa, sitio donde se desarrollan las tradicionales 'mojadas' con las reliquias de los hermanos de San Frutos, San Valentín y Santa Engracia para pedir lluvia en tiempos de sequía. Los peregrinos se encaminaron luego por la carretera que llega al transformador y continuaron dirección a Turégano. La expedición tomó después el camino que recorre las colinas que rodean Caballar.

Una vez coronadas, los romeros siguieron la marcha hacia El Guijar. Tras recorrer seis kilómetros llegaron a Muñoveros. En esta localidad los senderistas admiraron la iglesia parroquial dedicada a San Félix, donde está enterrado Juan Bravo, líder de la revuelta comunera.

Sellado de la credencial

Posteriormente, el grupo partió hacia el destino de esta tercera etapa en Puebla de Pedraza. Recorrieron una ruta diferenciada entre tierras de labor y frondosos pinares hasta desembocar en esta localidad, donde los peregrinos han visitado la iglesia parroquial dedicada al Apóstol Santiago, la cual está decorada en su puerta de entrada con conchas de vieira, un símbolo muy jacobeo.

Muchos peregrinos tuvieron la oportunidad de continuar con el sellado de su credencial que acredita haber cubierto las etapas del camino de San Frutos. La iniciativa surgió hace siete años. Esta acción ha contribuido a crear una infraestructura que «ayuda al desarrollo turístico transversal de la provincia, pues favorece a alojamientos, restauración, al patrimonio cultural y natural, la observación de la naturaleza, o al turismo arqueológico», subraya la Diputación.

 

Fotos

Vídeos