Dos mastines asilvestrados motivan denuncias de los caminantes en la zona de Gamones

Vista del monte de La Atalaya en las proximidades de la zona de Gamones donde han sido vistos los perros./A. de Torre
Vista del monte de La Atalaya en las proximidades de la zona de Gamones donde han sido vistos los perros. / A. de Torre

El Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma recomienda a los vecinos que no paseen por el lugar mientrasn no hayan sido capturados los perros

M. A. LÓPEZSegovia

El Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma confirma la existencia de dos mastines asilvestrados que campan por la zona del arroyo Gamones, en la subida al monte de la Atalaya, y alerta a las personas que caminan habitualmente por el lugar del riesgo de que puedan sufrir un ataque. El alcalde, Jesús Nieto, ha comunicado la presencia de los dos animales al Servicio Territorial de Medio Ambiente y al de Agricultura y Ganadería de la Junta, y ha solicitado el permiso correspondiente para proceder a su captura.

Jesús Nieto comentó que el Ayuntamiento de Palazuelos conoció ayer la denuncia de una vecina que cuando caminaba por la zona de Gamones le salieron al paso dos grandes mastines, que le asustaron aunque no llegaron a atacarle.

Los perros han sido vistos en varias ocasiones el pasado otoño y este invierno en los alrededores de la Cañada Soriana Occidental

Pero no es la primera denuncia. El alcalde confirmó que el pasado mes de junio ya formuló una denuncia una vecina que iba paseando con un perro pequeño y que fue asaltada por los perros asilvestrados. En el ataque los mastines mataron a la mascota. Ayer, el Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma hizo público en su perfil de Facebook el aviso del peligro de transitar por allí. El texto decía que «se informa a los vecinos de la existencia de perros mastines asilvestrados en la Cañada Soriana Occidental, zona de Gamones, que aún no han podido ser capturados. Se recomienda no pasear por ese lugar».

Al ser publicado el aviso en la red social la mujer que sufrió el ataque hace ocho meses ha comentado que le parece «increíble» que se de ahora la voz de alarma, y no cuando ella presentó el escrito en el Ayuntamiento denunciándolo.

Ya en aquel momento se hicieron algunas indagaciones, y los ganaderos de la zona indicaron que los perros no son de su propiedad, comentó el alcalde. Tampoco pertenecían al coto de caza de Gamones, según comprobaron los responsables del Ayuntamiento tras preguntar a los dueños.

Además, Nieto explicó que hay constancia de que estos dos animales, de gran tamaño, son casi sin duda mastines asilvestrados y han sido vistos también el pasado otoño y este invierno en la zona de Gamones, en las proximidades del camino que sube a La Atalaya y del cruce de la carretera de Palazuelos con la que une Torrecaballeros y La Granja de San Ildefonso.

Autorización

Nieto dio por seguro que no se trata de perros abandonados, sino asilvestrados, y por eso la captura tiene que ser autorizada por la Consejería de Medio Ambiente. El alcalde ha avisado también al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, Seprona, con el fin de que estén advertidos para proceder a la captura de los animales en cuanto tengan el permiso. También están avisados los cazadores, que podrían disparar a los mastines si fueran atacados.

Los perros mastines son una raza de gran tamaño, muy utilizada por los pastores para proteger al ganado del ataque de los lobos por su fiereza. Algunos expertos consideran que, cuando se asilvestran, los mastines producen tantos ataques a los rebaños de ovejas y terneros como los lobos.