Lirio Martín destaca en la fiesta de la Merced la formación de los funcionarios de prisiones

Placa entregada a Capellanía Católica por parte del Centro Penitenciario. /E. N.
Placa entregada a Capellanía Católica por parte del Centro Penitenciario. / E. N.

CSIF no acudió al acto tras denunciar la pasividad de los responsables ante «las injurias, calumnias y amenazas»

El Norte
EL NORTESegovia

Los empleados públicos del Centro Penitenciario celebraron este lunes la fiesta de su patrona Nuestra Señora de La Merced con un acto presidido po Lirio Martín, subdelegada del Gobierno, quien subraya la labor de los trabajadores del para lograr la inserción social y laboral de los internos.

El sindicato CSIF que representa a los trabajadores de prisiones no acudió al acto tras denunciar agresiones a los funcionarios y la falta de acción de los responsables ante las calumnias, injurias y amenazas» entre otras quejas. Según el sindicato en el Centro Peniteniciario de Perogordo hay 43 puestos vacantes y sin cubrir, «con el agravante de que las plantillas de nuestra Comunidad son de las más envejecidas»

La subdelegada, sin embargo, eludió pronunciarse al respecto e hizo referencia en su intervención al artículo 25.2 de la Constitución española, que contempla que «las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social». «Ese es el principal cometido de este centro penitenciario y de sus empleados: trabajar en la reeducación y en reinserción social de los internos», apuntó.

Tras felicitar a los trabajadores del centro «por la excelente labor que desarrolláis día tras día para alcanzar estos objetivos», valoró «la inestimable ayuda de asociaciones, organizaciones no gubernamentales y administraciones públicas, que colaboran de forma continua con vosotros, a las que quiero agradecer su labor».

Para la subdelegada «la formación es una de las mejores herramientas para que los internos se reincorporen a la vida social y laboral con garantías de éxito, una vez abandonen estas instalaciones. Y en este objetivo centráis buen parte de vuestro trabajo».

De este modo, alrededor del 80% de los internos participa en alguna actividad académica o formativa, cuyo resultado, apuntó la subdelegada es que «adquieren conocimientos y posibilidades de desarrollo para enfrentarse a su vida profesional y social».

Oferta educativa

Entre la oferta del Centro Penitenciario de Segovia, se encuentra la alfabetización de español para extranjeros, la consolidación de conocimientos de adultos, la Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Universidad de Educación a Distancia (Uned); cursos de FP de pintor de edificios, limpieza de inmuebles, manipulador de alimentos, gestión de residuos o informática básica.

En el ámbito de formación profesional, los internos pueden acceder a los distintos talleres productivos de alimentación, panadería, economato o mantenimiento.»Y el taller de confección, que se encarga de elaborar parte del uniforme de los empleados públicos de Instituciones Penitenciarias», recordó la subdelegada.

Las acciones se completan con los programas terapéuticos para ayudas a los internos que lo requieren, como los de atención integral para drogodependientes, de tratamiento para discapacitados intelectuales, de integración de internos extranjeros o para los más jóvenes, entre otros.

También hizo referencia Martín «al módulo para internos con discapacidad mental, que sigue siendo un referente». Además, unos 150 internos realizan trabajos en beneficio de la sociedad, gracias a la colaboración de ayuntamientos y organizaciones.

«Todo este amplio abanico de acciones y actividades tiene un único fin, el objetivo primordial en el que se basa la labor y el funcionamiento de este centro penitenciario: crear un espacio para el tratamiento, reeducación y rehabilitación de los internos, para que tengan ante sí un futuro», manifestó la subdelegada. También felicitó a los once trabajadores que han cumplido sus 25 años de servicio en Instituciones Penitenciarias.