El fuego arrasa 18 hectáreas y llega a las puertas de Torrecaballeros

Efectivos de Medio Ambiente luchan contra el fuego, ayer, en las cercanías de Torrecaballeros. /Óscar Costa
Efectivos de Medio Ambiente luchan contra el fuego, ayer, en las cercanías de Torrecaballeros. / Óscar Costa

El incendio se ha originado sobre las seis y media de la tarde, por causas que se desconocen, y ha alcanzado la calle Plantío, pero no ha obligado a desalojar vivienda alguna

Carlos Álvaro
CARLOS ÁLVAROSegovia

Los bomberos de Segovia y efectivos del servicio de extinción de incendios de la Junta de Castilla y León siguen, a las diez de la noche de este jueves, combatiendo el incendio que durante toda la tarde ha mantenido en vilo al vecindario de Torrecaballeros, a once kilómetros de la capital, si bien lo tienen cercado y controlado y en algunas zonas se encuentran incluso refrescando el terreno. En una primera perimetración, sobre las nueve de la noche, se comprobó que las llamas habían arrasado alrededor de 18 hectáreas situadas en una zona muy próxima a la población, el área del Cerrillo, entre el camino de Cabanillas y el camino del Cerro. El fuego se aproximó peligrosamente a la calle Plantío, ya en el casco urbano de Torrecaballeros, pero no hizo falta desalojar ninguna vivienda, según confirmó el propio alcalde de la localidad, Rubén García de Andrés (PSOE), que acompañó a los bomberos en las tareas de extinción.

El incendio se originó sobre las seis y media de la tarde por causas que todavía se desconocen. Las llamas se extendieron con rapidez por el campo, pero efectivos del cuerpo de bomberos de la capital y del servicio de extinción de Medio Ambiente actuaron con diligencia atajando su propagación. Para la completa extinción también fue necesaria la intervención de un equipo de lucha integral forestal, de dos cuadrillas de tierra y del helicóptero con sede en Coca, además de varios agentes medioambientales y efectivos de la Guardia Civil.

Según el alcalde, los vecinos lo pasaron mal, sobre todo porque el humo, muy espeso, llegó a cubrir todo el pueblo. «Ha sido horroroso», dijo García de Andrés. El sofocante calor reinante añadió más preocupación y el viento dificultó mucho la lucha contra el fuego, pues mantuvo activos varios focos hasta bien entrada la noche.

Los servicios de extinción también tuvieron que emplearse a fondo en la tarde de ayer en sendos incendios acaecidos en San Cristóbal de la Vega y Moraleja de Coca. El primero quedó controlado después de cuatro horas activo y el segundo, en término municipal de Nava de la Asunción, apenas duró dos horas (la Junta lo declaró extinguido a las 17:26 horas).