La estación de autobuses mejorará el sistema de climatización y su accesibilidad

Un operario instala una cámara de seguridad en la fachada. /A. de Torre
Un operario instala una cámara de seguridad en la fachada. / A. de Torre

Todos los grupos municipales en el Ayuntamiento de la ciudad aprueban la moción presentada por el Partido Popular

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

La iniciativa presentada en el primer pleno ordinario de la nueva corporación municipal por el Partido Popular (PP) dirigida a impulsar mejoras en las condiciones de climatización y en la accesibilidad universal de la estación de autobuses de Ezequiel González apenas generó debate. Todos los grupos, tanto los del equipo de gobierno como los de la oposición, aceptaron y respaldaron la moción defendida por el concejal popular Javier Santos.

La propia edil responsable del área de Turismo, Claudia de Santos, apenas quitó un ápice de razón a los argumentos empleados por la representación del PP en el Ayuntamiento de la capital, aunque sí precisó y matizó que la gestión de las instalaciones de la estación supone la «asunción de la responsabilidad de otra de administración», en alusión velada a la Junta de Castilla y León. Y este mismo sentido, añadió una petición a la bancada popular en la oposición del Consistorio: que busque junto al nuevo Ejecutivo autonómico –presidido por el líder del PP regional, Alfonso Fernández Mañueco– «la estación del siglo XXI que Segovia se merece».

El proyecto de esta infraestructura es una de las apuestas de la alcaldesa, la socialista Clara Luquero, para los próximos años. De hecho, en la sesión de investidura que se celebró el pasado día 5, la regidora citó la futura estación de autobuses como una de las prioridades en las conversaciones que tendrá que mantener a nivel autonómico con la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, al frente de la cual repite Juan Carlos Suárez-Quñones.

Por su parte, el PP enumeró en su moción las razones por las que la estación de Ezequiel González necesita una serie de mejoras que la modernicen y acondicionen, sobre todo al ser una puerta de entrada de muchos viajeros que llegan a la ciudad. Uno de los problemas detectados por los populares es que «el sistema de climatización no es el adecuado, con calor asfixiante en verano y frío en invierno». Según esgrimió Julio Santos, «no se adapta a las condiciones meteorológicas» existentes.

Solo una esta automatizada

En cuanto al mobiliario, el edil también advirtió de algunas deficiencias, como una barandilla rota que representa un peligro para los usuarios. Asimismo, en lo que atañe a la accesibilidad, se quejó de que la salida a la zona de las dársenas no dispone de un segundo sistema automático de apertura de puertas, por lo que quienes van en silla de ruedas o portan un carrito de bebés se encuentran «con dificultades».

Santos también instó en la iniciativa a adecentar la imagen de la estación. En concreto, se refirió a que «la oficina de información está cerrada y no hay dispositivos informáticos alternativos» que cubran esa ausencia. También lamentó que haya pantallas apagadas en las que no se da cuenta de las dársenas en las que se encuentran los autobuses, por lo que los viajeros tienen que acudir a los tablones de anuncios donde están colgados los papeles con los horarios, un sistema «más propio de otros tiempos».

El concejal popular completó su argumento con la propuesta de instalar un sistema de climatización que además sea eficiente y permita el máximo ahorro posible.