Ermita de Cerezuelo, otro litigio por la propiedad con el Obispado

Entrada principal a la emrita de la Virgen de Cerezuelo./J. A. G.
Entrada principal a la emrita de la Virgen de Cerezuelo. / J. A. G.

El Ayuntamiento de Cerezo de Arriba confía en que el Juzgado de Sepúlveda anule el asiento registral del templo

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

La ermita de Nuestra Señora de Cerezuelo está en litigio. No es de ahora, sino de casi tres años atrás, pero el templo se suma a la lista de los que se conocen como inmatriculados por la Iglesia. La delimitación de la propiedad depende de la sentencia que dicte el Juzgado de Sepúlveda, que el Ayuntamiento de Cerezo de Arriba espera que le sea favorable. Sobre todo porque la Virgen de Cerezuelo es la patrona de Cerezo y porque el municipio se ha encargado tradicionalmente de mantener el templo donde cada mes de mayo acuden los vecinos para celebrar la romería. En el papel, en el Registro de la Propiedad, la ermita de Cerezuelo consta a nombre del Obispado de Segovia. Y el Ayuntamiento, que preside el socialista Juan Antonio Gómez Manzanares, confía en que tenga validez el registro administrativo del inmueble situado en el bello paraje despoblado a los pies de la sierra de Ayllón, pues figura en el inventario de bienes municipales.

El claustro de Santa María de Nieva, ante una posible negociación

Volver a la situación anterior, al acuerdo de uso compartido que establecieron las partes el año pasado, es posible. Así lo creen los representantes legales del Ayuntamiento de Santa María la Real de Nieva, una vez que la audiencia previa del pleito promovido por el Consistorio ha quedado suspendida. El acuerdo de distribución de dependencias del conjunto monumental del monasterio y la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción dejaba en manos del Obispado la iglesia y la sala capitular, y en las del Ayuntamiento el claustro y otras dependencias anejas. Este convenio, que no llegó a cumplir un año, lo rompió la Diócesis, pero puede ser la base para el posible acuerdo que podrían negociar Ayuntamiento y Obispado a partir de septiembre. El proceso suspendido tuvo su origen en la demanda de los responsables eclesiales, que esgrimen la usucapión (la posesión ininterrumpida y pacífica del bien durante años) como título de propiedad de todo el inmueble. Mientras, el Ayuntamiento que preside Jaime Pérez entiende que tiene un título de dominio suficiente sobre el conjunto monumental desde el siglo XIX basado en el decreto de desamortización de Mendizabal y, también, en la posesión ininterrumpida y pacífica de los locales compartidos, el claustro, la galería y los patios. Esto es lo que argumenta el Consistorio de Santa María de Nieva en la demanda reconvencional que presentó como contestación a la que formuló el Obispado, aunque la tiene que ampliar porque el Juzgado ha impuesto que incluya a la Fundación Caja Segovia, que también tuvo la posesión de una parte del edificio, sin que esa posible titularidad la tenga ahora Bankia. Es una cuestión formal, para que la Fundación pueda ser parte en el litigio. Por otro lado, el Ayuntamiento añade a su demanda la petición de nulidad de los asientos registrales realizados por el Obispado. Así, tras el verano se verá si continúa adelante el pleito o si se negocia un más que posible acuerdo.

El Obispado de Segovia inmatriculó como propiedad suya la ermita hace casi tres años. La Diócesis aprovechó la posibilidad que le otorgaba el artículo 206 de la Ley Hipotecaria y la registró. El Ayuntamiento se opuso y planteó el litigio con el que reclama el dominio del bien inmueble y la nulidad del asiento registral. Y en eso están tras la celebración del juicio, a la espera de la sentencia.

Este caso es uno más de los cientos que hay en toda España tras las inmatriculaciones iniciadas por la Iglesia Católica, recurridos en muchos casos o con reclamaciones en marcha, con ejemplos en la provincia de Segovia como la emprendida por el Ayuntamiento de Santa María la Real de Nieva por la propiedad del claustro de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, el emblema del pueblo, o con sentencia como la que ganó el Consistorio de Bernardos en el litigio por la ermita de la Virgen del Castillo.

Pendiente de la resolución del Juzgado de Sepúlveda, Gómez Manzanares afirma que «la ermita de la Virgen de Cerezuelo es patrimonio del pueblo de Cerezo de Arriba». Mantiene el aserto y lo apoya con otro argumento: «El templo siempre lo ha conservado en buen estado el pueblo, con las ayudas de las ofrendas de la cofradía y de otras instituciones públicas, pero el Obispado no ha gastado un céntimo hasta ahora».

La ermita de la Virgen de Cerezuelo, reconstruida en el siglo XVIII, luce unos muros saneados y bien enfoscados. En el edificio de una nave con dos pequeños anexos en la cabecera y los pies sobresale la espadaña del campanario, y fuera, en uno de los laterales, hay una zona de estancia con bancos y mesas. El alcalde cerezano cree que el Obispado no ha obrado bien, aparte de que considere que tenga razones para querer hacerse con la propiedad de la ermita. «El primer paso tendría que haber sido hablar con el Ayuntamiento, una simple llamada de teléfono para plantear la cuestión, y a partir de ahí, hablar. No nos parece bien que, de buenas a primeras, nos enterásemos de que habían registrado la ermita», declara Juan Antonio Gómez.

Precedente en Bernardos

El Juzgado de Santa María de Nieva estimó en 2014 la demanda del Ayuntamiento de Bernardos, que reclamaba la titularidad de la ermita de la Virgen del Castillo, inscrita en 1956, y declaró «nula y sin valor» la inscripción en el registro por el Obispado y considerar que el templo pertenece al municipio. La Diócesis recurrio la sentencia, pero la Audiencia Provincial la confirmó. Sin embargo, el mismo juzgado dictó también aquel año una sentencia en la que daba la razón al Obispado en el pleito planteado por el Ayuntamiento de Aldeanueva del Codonal por la propiedad de la iglesia parroquial y la ermita del Pinarejo.

Iniciativas

La inmatriculación de bienes por la Iglesia en la provincia de Segovia ha suscitado la reacción (al menos informativa en la mayoría de los casos) de colectivos y grupos políticos. En el Ayuntamiento  de Segovia, IU logró que se aprobara hace un año una moción para que se realice un inventario de bienes inmatriculados, aunque no se ha hecho; el diputado del PSOE Juan Luis Gordo preguntó en abril al Gobierno por el estudio que aprobó realizar el Congreso sobre estos bienes y en concreto por la iglesia de santa María de Nieva, y tuvo como respuesta que «no hay constancia del referido estudio».

 

Fotos

Vídeos