El convento de Santa Isabel de Cuéllar sale a la venta por 1,1 millones de euros

Vista aérea del convento de Santa Isabel, situado en la plaza de San Francisco. /Turismo Cuéllar
Vista aérea del convento de Santa Isabel, situado en la plaza de San Francisco. / Turismo Cuéllar

El inmueble, que fue morada de 30 religiosas, vivió una época dorada durante los siglos XVI y XVII

MÓNICA RICOSegovia

«Una casa de ensueño que solo unos pocos afortunados pueden poseer». Así de sugerente presenta un portal inmobiliario su oferta del día, que no es otra que la del convento de Santa Isabel (o Santa Ana, que de las dos formas se le conoce). Está en Cuéllar y el precio que figura en el virtual cartel de 'se vende' puesto en el Idealista.com es de 1,1 millones de euros. El anuncio de este escaparate 'on line' repasa el origen del edificio, una propiedad cuyos orígenes se remontan a 1571, fundada por Francisca de la Cueva, condesa de Luna e hija del tercer duque de Alburquerque. Al parecer, este histórico inmueble vivió una época dorada durante los siglos XVI y XVII. Fue la morada de treinta religiosas, pero tal y como ocurrió con muchos otros monasterios y conventos fue vendido en tiempos de la Desamortización de Mendizábal. A pesar de las reformas y modificaciones que ha sufrido a lo largo del tiempo, se aprecia esa estructura conventual, cuyo interior se destinó a viviendas particulares. El edificio incluye la huerta. El complejo en venta cuenta con una parcela de 3.000 metros cuadrados y otros tantos construidos, cinco habitaciones y el mismo número de baños.

El edificio se ubica en la plaza de San Francisco y se conoce su fecha de construcción gracias a una placa que se ubicaba sobre la puerta de acceso, hoy en día inexistente. La infraestructura original, de grandes proporciones, hoy en día está dividido en tres partes principales: la iglesia, el convento y la huerta.

Incendio en la iglesia

La iglesia, conocida como de Santa Isabel, dentro del complejo conventual de Santa Ana, fue utilizada como almacén de muebles y adquirida por la extinta Caja Segovia hace unas dos décadas. En la actualidad es propiedad de Bankia. Esta parte del edificio sufrió un grave incendio en el año 2005, que produjo graves daños en el interior, que ocupa una superficie de 297 metros cuadrados. También dejó secuelas en el exterior, en forma de manchas negras por el humo, que posteriormente fueron limpiadas.

En 2008, cuando la Junta de Castilla y León puso en marcha un proyecto para unificar en la villa todos los servicios que ofrece en el municipio en un único edificio, algunos grupos municipales plantearon que el convento podría ser la solución, gracias a que se encuentra situado en el centro del municipio, lo que facilitaría a los vecinos sus gestiones. Aunque el proyecto finalmente no se llevó a cabo, la idea se desechó pronto, puesto que el Plan Especial limita el edificio a planta baja y primera, por lo que únicamente podría contar con una superficie construida de 594 metros cuadrados, insuficiente para el planteamiento inicial de la Junta.

La zona que se pone a la venta es la del convento y los jardines. El convento, de propiedad particular, fue destinado en su mayoría a viviendas y era propiedad de los hermanos González de la Torre, familiares de la poetisa cuellarana Alfonsa de la Torre. También los jardines, que ocupan la zona que se destinaba a huerto del convento. Esta zona fue adecuada hace unos años por los responsables del Restaurante San Francisco, que lo tenían alquilado para la celebración de eventos.

Trinitarios

También en Cuéllar se encuentra a la venta el antiguo convento de los Trinitarios, edificado en el siglo XVI como ampliación de una ermita de estilo mudéjar y convertido a principios del siglo pasado en una vivienda de tres plantas.

Este inmueble se ofrece por 1,2 millones de euros y, en la actualidad, la propiedad (particular) se encuentra en negociaciones con el Ayuntamiento para su venta. De hecho, el presupuesto municipal para este año 2019 incluye una partida de 45.000 euros para su posible adquisición, a lo que se sumaría una permuta de terrenos. No obstante, las negociaciones están todavía en marcha y no hay nada cerrando. El alcalde, Jesús García, destacó que el inmueble se encuentra en un estado importante de deterioro y que requiere medidas urgentes para no dejarlo caer, además de que el desembolso que realizarían las arcas municipales es pequeño respecto al coste real del edificio.

Este edificio está formado por tres plantas de unos 500 metros cuadrados en planta rectangular, cuenta con ocho dormitorios, dos baños y dos aseos e planta superior. A todo ello se suma una gran zona exterior, de casi 3.000 metros cuadrados.

Pero para inmuebles históricos y con solera que se venden en el territorio provincial, el Castillo de Condado de Castilnovo. Quienes quieran adquirir esta fortaleza situado cerca de Sepúlveda tendrán que pagar 15 millones de euros. Declarado monumento de interés cultural en junio de 1931 y con 22 habitaciones, busca propietarios desde hace años.