Colectivos antifascistas «urgen» al hotel Cándido a cancelar el acto de Vox por su «peligrosidad»

Ortega-Smith, con afiliados de Vox en Segovia, durante una visita a la ciudad el pasado mayo. /A. Tanarro
Ortega-Smith, con afiliados de Vox en Segovia, durante una visita a la ciudad el pasado mayo. / A. Tanarro

La dirección del establecimiento sostiene que «nunca» cerrará las puertas a nadie

EL NORTESegovia

La dirección del hotel Cándido se vio ayer obligada a emitir un comunicado ante la presión que está recibiendo, a través de las redes sociales, para que cancele la conferencia del secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, prevista para mañana a las seis de la tarde. Grupos antifascistas, colectivos feministas y de izquierda alientan a enviar al hotel Cándido un mensaje en el que solicitan «la cancelación urgente del acto» y aseguran estar preocupados «por la utilización de su establecimiento para difundir un mensaje que atenta contra la convivencia, los derechos y libertades democráticas y que resulta especialmente perjudicial y doloroso para las víctimas de violencia de género». Y concluyen: «Espero que comuniquen la cancelación de dicho acto, entendiendo su peligrosidad».

En su comunicado de respuesta, el hotel Cándido se desvincula del «ideario político» de la clientela y apela al espíritu acogedor de Cándido, el viejo mesonero: «Desde hace más de un siglo hemos abierto las puertas de nuestra casa a miles de comensales y clientes de toda condición política: desde las más altas personalidades con responsabilidades en distintos gobiernos de la política mundial a decenas de miles de comensales a quienes jamás hemos cuestionado su filiación política. Siempre nos hemos sentido orgullosos de haber atendido con la misma proporción de amabilidad y profesionalidad a absolutamente todas las opciones políticas que desde la etapa de la Transición nos han honrado con su visita». La dirección del establecimiento recuerda, además, que respeta la «libertad de expresión» que ampara la Constitución: «Nunca cerraremos la puerta a nadie, piense como piense y venga de donde venga, lección que hemos aprendido del genial mesonero Cándido, quien nos dejó el mejor mensaje: atención, servicio y amabilidad».