Los agentes continúan con la vigilancia permanente del área afectada en La Granja

Imagen de cómo ha quedado la sierra despues del incendio. /Óscar Costa
Imagen de cómo ha quedado la sierra despues del incendio. / Óscar Costa

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

Casi dos semanas después de que comenzara el incendio forestal de La Granja, los agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León continúan vigilando la superficie quemada, pues aún humean, como estaba previsto, algunas de las turberas. El delegado territorial de la Junta, Javier López-Escobar, comentó que ayer observaron humo en una zona del flanco derecho, el más próximo a los Pinares de Valsaín, y enseguida subió un camión autobomba para actuar sobre el foco de humo, aunque en principio no hay un gran riesgo de que pueda reactivarse la llama.

«Esto va a ser el pan nuestro de cada día durante unas semanas hasta que rematemos todos estos puntos calientes y humeantes, que tenemos que seguir atacando y refrescando con las cuadrillas desplazadas allí», destacó el delegado.

Informe

Respecto al informe final de este incendio que ha afectado en el término municipal del Real Sitio de San Ildefonso a unas 400 hectáreas, aún trabaja en su redacción el equipo de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF), sin que haya trascendido una posible conclusión sobre la causa que originó el fuego, que de todas formas sigue considerándose que tuvo una intervención humana, bien por imprudencia o negligencia o de forma intencionada.

La causa, pues, sigue por determinar, y el incendio forestal continúa con la declaración de 'controlado'. Para que se considere extinguido pasara aún un tiempo.