FÚTBOL

El CF Salmantino UDS también es equipo de Segunda División B

Garban corre para celebrar su gol ante el Compostela. / MANUEL LAYA

El equipo charro gana en Santiago a la SD Compostela con gol de Garban en la primera parte y también asciende a Segunda División B por lo que Salamanca tendrá tres equipos en la categoría de bronce la próxima temporada

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

Salamanca capital tendrá la próxima temporada dos equipos en Segunda División B. El CF Salmantino UDS se ha impuesto a domicilio a la SD Compostela en San Lázaro (0-1) y también jugará junto a Unionistas, que subió el sábado en Las Pistas, y el CD Guijuelo, en la categoría de bronce del fútbol nacional. Además, este doble ascenso supone que el Santa Marta sea equipo de Tercera División la próxima campaña.

Un tanto del salmantino Garban en el minuto 26 obró la proeza tras el 1-1 del estadio Helmántico solo una semana antes. El conjunto gallego se volcó en la primera media hora de la segunda parte sobre el área de Rodri pero el extraordinario encuentro de los centrales Tejedor y Marco y de los laterales Tyson y Coque hizo que el Compostela no pudiera ni siquiera forzar la prórroga con un tanto.

De esta forma, el CFSalmantino UDS completa tres años de ascensos consecutivos, desde Provincial a Regional, de ahí a Tercera y esta temporada ya a Segunda B y con el enorme mérito de hacerlo como cuarto del grupo VIII de la Tercera División de Castilla y León, por lo que ha tenido que jugar todas las eliminatorias con el partido de vuelta fuera de casa.

El equipo charro volvió a mostrar toda su fortaleza mental y física a domicilio subiendo de categoría sin ganar en el Helmántico en ninguno de los tres partidos disputados en su estadio pero luego ganando todos a domicilio: ya lo hizo en Sa Pobla ante el Poblense (2-3), en Mutilva ante la Mutilvera (1-2) y ayer en Santiago de Compostela (0-1).

Y además lo ha hecho superando una temporada llena de contratiempos con dos entrenadores despedidos (María Hernández y Ramón Calderé)pero la llegada de Pablo Cortés, un joven técnico charro que comenzó la temporada en la cantera, ha sido clave para enderezar el rumbo del equipo para colocarlo en la categoría de bronce.

Cortés pudo presentar su once de gala del play-off porque tanto Ortiz como Amaro se recuperaron de las molestias durante de la semana que les obligaron a salir del campo en el Helmántico antes de tiempo.

En la primera parte, el Salmantino salió valiente y pronto, a los cinco minutos, tuvo un chut Garban que detuvo el meta gallego sin problemas. El control del juego fue cayendo del bando local y en el minuto 24 llegó por primera vez con peligro a las inmediaciones de Rodri. El meta despejó mal de puños un tiro de Cardeñosa pero se pudo rehacer la segunda. Pero la mejor fue en el 26, cuando Álex Ares probó fortuna y estrelló el esférico en el larguero.

Casi sin poder quitarse el susto del cuerpo llegó el tanto del Salmantino en una acción entre Coque y Murci que remató solo en el segundo palo Garban a gol en el 28. El equipo de Cortés tenía ya medio trabajo hecho. Garantizándose al menos la prórroga en caso de marcar el equipo local.

El Compostela se volcó aún más viendo que tenía todo perdido. A la media hora de juego fue Marco el que tuvo que despejar en boca de gol un ataque de Tomás. Los de Cortés, eso sí, supieron controlar al Compostela hasta el descanso para que no llegara más peligro a la meta de Rodri.

En la segunda, el Salmantino cedió todo el terreno al Compostela para proteger el enorme tesoro de su gol ante un equipo gallego que se volcó desde el inicio. En una contra ya en el 47 se produjo en el mano a mano, Rodri desvió a córner un tiro cruzado de Rubén que buscaba el palo contrario.

En el 52 ese estiró el Salmantino y Coque, incorporado al ataque, tuvo dos remates seguidos, el segundo solo, pero lanzó mal. No se asustó por ello el Compostela, que estuvo a un paso de empatar por medio de Rubén, que se tiró en plancha para rematar un pase de la muerte de Primo al que se milagrosamente llegó antes Marco para desviar a córner. Las siguientes acciones fueron un calco con Coque, Tejedor o Marco achicando agua en los centros laterales gallegos.

Cortés fue moviendo el banquillo para ir refrescando al equipo con Izazola (Murci), Caramelo (Ortiz) y Mansour (Garban) y dejar atrás una línea de cinco para resistir el arreón final de los gallegos. Fue clave porque el Compostela, ya muy cansado, se quedó sin fuerzas para llegar si quiera a inquietar a Rodri en los minutos finales.

De hecho fue el propio Salmantino el que pudo rematar la faena primero en una contra genial de Caramelo , que se sacó un zapatazo cruzado que iba a la escuadra pero que pudo desviar a córner el portero en el 87, y ya en el 93 con un mano a mano con el meta gallego que adivinó el intento de vaselina del jugador del Salmantino. Poco después pitó el colegiado y San Lázaro se convirtió en una fiesta de los más de 1.000 seguidores del Salmantino desplazados hasta Santiago de Compostela.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos