El programa formativo de Adriss llega a 138 personas de nueve localidades

Jornada formativa sobre la miel organizado por el grupo de acción local Adriss./WORD
Jornada formativa sobre la miel organizado por el grupo de acción local Adriss. / WORD

El plan consigue los objetivos marcados por la Asociación para el Desarrollo Rural Integral de las Sierras de Salamanca

REDACCIÓN / WORD

La Asociación para el Desarrollo Rural Integral de las Sierras de Salamanca (Adriss) ha realizado un balance de su programa formativo realizado en este primer semestre del año. Un programa que ha llegado a 138 personas de nueve localidades (San Miguel de Valero, Lagunilla, Cepeda, Peñacaballera, San Martín del Castañar, Sotoserrano, La Alberca, Sequeros y San Esteban de la Sierra).

Con esta iniciativa, según manifiesta el gerente de Adriss, Juan Bautista Alonso, se perseguía «formar principalmente a desempleados de la zona para intentar que surjan pequeñas iniciativas empresariales aprovechando los recursos de los que disponemos en el territorio (aceite de oliva, vino, miel, quesos, etc.); formar a trabajadores y empresas de la zona en aspectos en los que tienen carencias para que puedan ofrecer un servicio/producto de mayor calidad a sus clientes, sin que haya un agravio con otras empresas radicadas en el medio urbano; y en el apartado turístico, seguir formando a trabajadores, desempleados y empresas en aspectos que rodean al turismo como son el conocimiento del entorno en el que trabajan desde el punto de vista de la naturaleza, arqueología, etc.», sin olvidar otro de los objetivos como es «dar salidas o abrir debates de temas tan interesantes y necesarios para la población rural como son el despoblamiento y las posibles fórmulas para paliarlo».

Fines conseguidos

Tras su realización a lo largo de los últimos meses, Alonso señala que son varios los fines conseguidos, ya que se ha logrado «dinamizar las localidades y que surjan pequeñas iniciativas con gente del territorio, en algunos casos son posibles ideas empresariales, pero siempre interesantes, ya que hay que tener iniciativa y hemos visto que sí que la hay. Si bien, el problema es que a veces no hay posibilidades financieras para poder llevarlas a buen puerto».

Asimismo, «se han juntado a actores del territorio durante un tiempo, en algún caso, se han conocido porque no se conocían y éste es el primer paso para que empiecen a colaborar entre ellos, como por ejemplo, Embeco y empresas de la zona sur de la comarca de Béjar». Y se «ha colaborado con entidades como la DOP Sierra de Salamanca, a través de unas jornadas para la hostelería que han tenido mucho éxito porque era la primera vez que se hacía algo en este sentido. Y si queremos que nuestros vinos se comercialicen en condiciones, el primer sitio donde hay que venderlos bien es en la propia Sierra», apostilla el gerente de Adriss.

Este tipo de actuaciones, explica Juan Bautista Alonso, «las repetiremos en otoño porque ha habido mucha gente que se ha quedado fuera», sin realizar los cursos; a lo que hay que añadir que en la comarca de Béjar, también perteneciente al territorio de actuación de Adriss, «no se han realizado y hay interés en hacerlos en esa zona».

Por otro lado, señala que durante este programa formativo se ha colaborado con la Cooperativa Reina Kilama, de San Miguel de Valero, en la I Jornada de Cata de Miel «con gran aceptación entre los apicultores», en la que también ha participado la Universidad de Salamanca a través de José Sánchez, «dando a conocer más en profundidad el mundo de la miel y extrayendo ideas interesantes para la mejora de su comercialización».

Además, con el plan puesto en marcha «se ha dado respuesta a la petición de la Asociación de Empresarios Turísticos Sostenibles de la Sierra a través de un curso de Ecoturismo en San Martín del Castañar con profesorado de primer nivel, que ha contado experiencias de turismo sostenible en otras zonas» y «se ha formado a un grupo de mujeres para que a través de su buen hacer y conocimiento del medio natural, sepan cómo hacer cosmética natural, elaborar licores, conservas, etc.», para lo cual se ha contado con «grandes profesionales como Elsa de Neathea, Salomé del Centro Zahoz y Álex de Uvarum», concluye el gerente de la Asociación para el Desarrollo Rural Integral de las Sierras de Salamanca, que muestra su satisfacción por el resultado obtenido.