El párroco de Serradilla fue condenado a un año de prisión por abusos sexuales

Sede catedralicia de Ciudad Rodrigo./WORD
Sede catedralicia de Ciudad Rodrigo. / WORD

Según 'El País', la condena se produjo en 1998, cuando ejercía en la localidad de Espeja, y habría sido reconocida por la diócesis de Ciudad Rodrigo y por el obispo de la época

REDACCIÓN / WORD

El diario 'El País' afirma que el párroco de Serradilla del Arroyo, Joaquín Galán Pino «fue condenado a un año de cárcel en 1998 por abusos sexuales sobre una niña de diez años, según han reconocido la diócesis de Ciudad Rodrigo, y el obispo de la época, Julián López, que hoy está en León». Según el citado diario, el párroco no entró en prisión por no tener antecedentes y mantuvo su cargo como párroco en Serradilla del Arroyo.

Actualmente ocupa diversos cargos en la diócesis de Ciudad Rodrigo. Según la web de la diócesis, consta como notario de la vicaría judicial. «Es el tribunal eclesiástico que se encarga de juzgar precisamente las denuncias por abuso de menores», explica 'El País'. También aparece como archivero de la Secretaría General, secretario diocesano para el apostolado en carretera y archivero diocesano.

Tanto la diócesis como el actual obispo de León «aseguran que actuaron conforme a la legislación canónica vigente» entonces y que no abrieron ningún proceso eclesiástico conrtra el párroco porque «se consideró suficientemente importante y válido el proceso en el ámbito civil por lo que no se consideró necesario un proceso canónico expreso».

'El País' recoge un supuesto segundo caso en ese mismo pueblo y en las mismas fechas. En este caso la familia de la víctima no habría presentado denuncia porque habrían pactado con el obispado, y siempre según el diario madrileño, el traslado del párroco fuera de la localidad. Al actual obispo de León y antiguo obispo de Ciudad Rodrigo, Julián López, no le consta que hubiera más casos vinculados con el actual cura de Serradilla.

 

Fotos

Vídeos