«En Miranda de Azán somos la prueba de que hay otra alternativa política viable y exitosa»

José Luis Sánchez Martín, el pasado año en la celebración del Mercado Campesino./WORD
José Luis Sánchez Martín, el pasado año en la celebración del Mercado Campesino. / WORD

Junto a Terradillos, el pueblo se ha convertido en «referente de la izquierda salmantina en cuanto a buena gestión económica, transparencia y participación vecinal»

MARÍA JESÚS GUTIÉRREZ / WORD

José Luis Sánchez es uno de los pocos alcaldes de la provincia de IU, junto a Terradillos y La Vellés, algo que personalmente le infiere un «mayor grado de compromiso y responsabilidad» a la hora de ejercer su cargo, el cual no le es muy desconocido, ya que la anterior legislatura fue teniente de alcalde. De la gestión municipal y del Mercado Campesino que se celebrará la próxima semana en Miranda de Azán habla en esta entrevista.

-Nuevo en el cargo de alcalde en Miranda de Azán, pero no por ello desconocedor de la gestión municipal. ¿Cómo lleva este mes y medio como primer edil?

-Ya sabes cómo son los meses de verano en nuestros pueblos: más población, más actividades y, por tanto, más trabajo sobre el terreno, a esto se añade aprender algunas cosas nuevas específicas de la gestión como alcalde, más ahora con lo de las firmas digitales en la administración, pero como dices ya llevo tiempo involucrado en la gestión municipal por tanto no ha supuesto un cambio brusco, algo que se agradece.

- Como teniente de alcalde que fue en la anterior legislatura, ¿seguirá la misma línea ya iniciada los años anteriores?

-Hace ocho años nos presentamos con un proyecto muy concreto: crear comunidad. Esto, que dicho así, parece algo muy abstracto y vacío, teníamos bien claro cómo conseguirlo: Una administración más cercana y transparencia para generar confianza, fomentar actividades de ocio y que reconozcan la diversidad de nuestros convecinos, mejorar infraestructuras y servicios, fomentar la participación ciudadana en todos los ámbitos, dar a conocer la historia y peculiaridades del pueblo y así, poco a poco, conjurar la amenaza de acabar convertidos en un pueblo dormitorio de Salamanca. Este proyecto no se hace en cuatro, ni en ocho, ni en doce años, es un trabajo continuo de equipo y ahora soy yo quien lo encabeza. Hemos estabilizado población. Una población además, muy joven con la que hay mucho que trabajar.

-¿Cuáles son los objetivos o retos que se ha marcado para esta legislatura?

-Como ya te he dicho es un trabajo continuo por tanto nunca habrá meta. Gracias al buen trabajo realizado previamente, el nuevo equipo (algunos no tan nuevos) partimos con una situación económica favorable que nos va a permitir seguir mejorando el entorno medioambiental y las infraestructuras. Tener un pueblo bonito donde querer vivir. Como reto nos hemos planteado superar los 500 vecinos pero siempre teniendo en cuenta un desarrollo sostenible que garantice y aumente el bienestar de los que ya estamos. Poco a poco se van solucionando algunos problemas urbanísticos enquistados desde hace años; desde el Ayuntamiento seguiremos apoyando para conseguir normalizarlos.

- Es de los pocos alcaldes que hay de IU en la provincia de Salamanca, ¿qué significa esto para usted? ¿supone una dificultad a la hora de pedir ayuda a las administraciones?

-En los pueblos pequeños eso es un bulo. Un bulo repetido muchas veces por el adversario político de los grandes partidos para intentar conservar el voto. Las ayudas grandes que se reciben, las importantes, están regladas y, por suerte, no dependen de clientelismos. Nuestra relación más directa es con la Diputación y con los ayuntamientos limítrofes donde el buen trato es importante y las relaciones son muy buenas; no solo personales, también vecinales.

Respecto a ¿qué significa ser de los pocos alcaldes de IU en la provincia? Personalmente mayor grado de compromiso y responsabilidad. Terradillos y Miranda de Azán se han convertido en referentes de la izquierda salmantina en cuanto a la buena gestión económica, transparencia y participación vecinal.

- En esta legislatura se suma La Vellés, con José Manuel Hernández como alcalde, que ya tiene experiencia y ha sido avalado en las urnas. Somos la prueba de que hay otra alternativa política viable y exitosa.

- Una de las tareas que ha tenido que realizar sólo llegar a la Alcaldía ha sido la organización de las fiestas y del Mercado Campesino que se celebra el próximo día 11, ¿ha supuesto un problema el contar con tan poco tiempo para ello o es algo en lo que ya venían trabajando en la anterior legislatura?

-Problema ninguno. Más trabajo aplazado sí. No era ético dejar todo cerrado por si caso no salíamos elegidos y que quien nos sustituyese tuviese las manos atadas, pero ya son muchos años de experiencia los que nos han permitido organizar unas buenas fiestas. Además la nueva concejala de Festejos ha aportado un aire fresco que se ha notado en las fiestas. Para el Mercado Campesino, gracias a la ayuda vecinal, seguro que volverá a ser un éxito.

-¿Cuantos puestos se encontrará este año una persona que visite el Mercado y de qué tipo?

- Todos los años acaba habiendo entre 52-56 puestos porque tampoco entran más. Siempre hay alguna novedad. Las categorías son productos de la tierra procedentes de cultivo ecológico o de confianza, productores locales y artesanales de quesos, miel, repostería, jabones naturales... y artesanía y antigüedades.

-¿Cuál es el objetivo principal de dicho mercado?

-Son varios los objetivos que se buscaban cuando pensamos en organizar el mercado y creo que se están logrando. Por un lado, tener una actividad participativa, que uniese a vecinos y vecinas de todas las edades y con una seña de identidad propia, que nos identificase y diese a conocer, de ahí el tema de 'Mercado Campesino 1890-1930', para rememorar ese pasado agrícola de nuestro pueblo. Por otro lado, concienciar y poner en valor la riqueza gastronómica, cultural y artesana de nuestra provincia.

-¿Alguna novedad o algo a destacar en el mercado de este año?

-Siempre hay algún puesto nuevo, nuevos productos, nuevas actividades, nueva música... Este año, por ejemplo, tendremos un taller de fabricación de instrumentos tradicionales a las 17:30 horas. Será algo sencillo para poder abrirlo a más personas: pitos, soniquetes...

-Si hay algo que distingue al Mercado Campesino de Miranda de Azán es que siempre piden a los participantes que ambienten sus expositores y vayan vestidos de una forma acorde a la temática del mismo, ¿es algo que los artesanos respetan o les cuesta conseguir que así sea?

-Es algo que hoy en día sigue costando, pero poco a poco se ha ido consiguiendo. No es tan perfecto como a mí me gustaría pero no solo los artesanos y artesanas, también los vecinos y vecinas de Miranda de Azán se van implicando un poquito más.

-Imagino que como en ediciones anteriores contarán con una programación complementaria a la exhibición y venta de productos, con talleres y actividades, ¿cuáles serán en esta ocasión?

- Además del taller mencionado tenemos un taller de baile y música tradicional a las 13:00 horas, zona infantil por la mañana y por la tarde, demostraciones de oficios, nuevas recetas de postres y cocina vegana, foto de familia, el campesino Fernando Saldaña y sus leyendas a las 17:00 horas, entrega de premios y el cierre del mercado con el grupo salmantino Entavía a las 20:30 horas. Como ves una jornada completita.

- Echando la vista atrás y con la experiencia vivida en ediciones anteriores, ¿cuántas personas pueden pasar esa jornada por Miranda de Azán?

-Es imposible calcular el número de familiares y amigos que nos visitan. Lo que está claro es que es un Mercado que desde la segunda edición se consolidó como una de las cinco ferias más importantes de Salamanca. El entorno de las plazas de Miranda de Azán es ideal para sentirse a gusto y poder disfrutar de las actividades y los puestos sin agobios. Algunos estiman que a lo largo del día nos visitan unas 3.000 personas, lo que no está mal para un municipio de 427 vecinos. Mis cálculos son más optimistas.