Mañueco: «Es una decisión personal que ella tendrá que justificar»

Javier Iglesias, presidente del PP en Salamanca y de la Diputación, Alfonso Fernández Mañueco y David Mingo, candidato a la alcaldía de Santa Marta. /El Norte
Javier Iglesias, presidente del PP en Salamanca y de la Diputación, Alfonso Fernández Mañueco y David Mingo, candidato a la alcaldía de Santa Marta. / El Norte

El presidente del PP no entró a valorar las descalificaciones de su excompañera de partido y afirmó que «cada uno puede dar un paso a un lado»

El Norte
EL NORTESalamanca

El presidente del Partido Popular de Castilla y León y candidato a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, defendió en Salamanca que su formación tiene «un proyecto sólido y muy grande» y que «nadie es imprescindible en él», tras la decisión de Silvia Clemente de dimitir como presidenta de las Cortes y abandonar el Partido Popular.

Mañueco mostró su «respeto» por una «decisión personal» en la que «es ella la que tiene que dar las explicaciones», pero sí defendió que su proyecto como presidente del PP de Castilla y León «tiene unas bases sólidas y asentadas sobre los principios del Partido Popular y sus afiliados» como, en su opinión, refleja la encuesta de Sigma Dos publicada ayer por Ical, «fotografía que da un respaldo mayoritario al Partido Popular en Castilla y León».

«Este es un proyecto muy grande, con muchas personas, no una o dos, sino centenares de miles en nuestra comunidad autónoma, donde todo el mundo tiene un espacio para trabajar desinteresadamente y con generosidad», sostuvo Mañueco, quien reiteró que también se trata de «un proyecto de libertad en el que cada persona puede dar un paso al lado y bajarse de este proyecto sólido y ganador, de gobierno al servicio de la gente y con lealtad a España».

Por ello, no quiso entrar a valorar la «decisión personal» de Clemente de abandonar el partido, que «ella tendrá que justificar» y en la que «el tiempo determinará qué ha podido decidir», y manifestó que «lo importante no somos los políticos, sino las personas a las que servimos». Por ello, reiteró que «nadie es tan importante que pueda superar el proyecto del Partido Popular de Castilla y León».

Ánimo de victoria

Tras la sorpresa causada por la dimisión anunciada por Clemente, Mañueco pidió «serenidad» puesto que «el proyecto del Partido Popular es muy grande y supera a una persona» y además «continúa con fuerza, con ánimo de victoria, de ilusión y ganas», puesto que «hemos demostrado que somos capaces de gestionar con eficacia, cercanía a las personas y que lo hacemos también desde la lealtad a España y defendiendo la igualdad de los castellanos y leoneses».

«Apostamos por el futuro y el porvenir», continuó el presidente del PP, que reiteró que «este es el proyecto del Partido Popular de Castilla y León del que se ha querido bajar Silvia Clemente, y yo lo respeto profundamente», dentro de un «ejercicio de moderación y responsabilidad» donde Mañueco aspira «a ser el presidente de la Junta y de todos, de los que me voten y los que no».