La lluvia condiciona la Feria del Caballo de Ciudad Rodrigo, que sigue teniendo el apoyo del público

Visita de la corporación a la nave de ferias /S. G.
Visita de la corporación a la nave de ferias / S. G.

Las actividades continuarán a lo largo de la jornada de hoy y como novedad se celebrará un concurso de anillas con 15 participantes

SILVIA G. ROJO

La lluvia está condicionando la XIX Feria del Caballo de Ciudad Rodrigo que todavía hoy tiene anunciadas un número notable de actividades.

El agua, precisamente, impidió que los jinetes que llegan todos los años desde Aldea del Obispo pudieran salir de la localidad pues justo en el momento de partir llovía bastante. Sí que alcanzaron Miróbriga otro grupo de caballistas procedentes de Gallegos de Argañán, aunque es verdad que en esta edición en un número inferior que en otras ocasiones.

Algunos de estos jinetes y otros locales como José Ramón Cid, ideólogo de la misma, participaron en la Marcha Ecuestre Histórica Ruta Wellington y los Lanceros de don Julián Sánchez 'El Charro' que tuvo lugar a última hora de la mañana. Los jinetes salieron desde el Centro Receptor de Visitantes y este año, como novedad, estuvieron acompañado de Verónica Marcos, de la Asociación de Guías Oficiales Turísticos de Ciudad Rodrigo.

Buena parte de la Corporación municipal realizó la visita institucional a las 11:00 horas donde el alcalde, Marcos Iglesias, y el concejal de Ferias, Ramón Sastre, dieron cuenta de algunos aspectos de la feria como, por ejemplo, que se había logrado llenar todos los boxes disponibles alcanzando la presencia de 87 animales.

A la carpa del polígono de los Chabarcones regresó el Grupo Olé-Olé, ausente durante varios años, que animó otro tramo de la mañana con sus sevillanas y bailes flamencos.

Las actuaciones continuaron a lo largo del día y como es de imaginar en función de lo visto otros años y la madrugada del viernes al sábado, la fiesta se extendería hasta altas horas.

De manera complementaria a todas esas actuaciones musicales o las exhibiciones ecuestres, también se desarrolla una Feria de Artesanía y Agroalimentaria que este año ha visto mermada la presencia inicial de 20 empresarios debido a las condiciones meteorológicas.

Punto de encuentro

Marcos Iglesias destacó «el esfuerzo realizado por el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo para el desarrollo de este evento», que definió como una referencia «festiva» en el mes de septiembre. Ese esfuerzo, sobre todo, se nota en el importante número de caballos, valoró.

La del caballo es la tercera del calendario de las ferias tradicionales que organiza el Consistorio y en palabras del primer edil, «las ferias ganaderas tienen mucha importancia en nuestra comarca que es eminentemente rural, en la que tiene un gran protagonismo el sector de la ganadería y, por lo tanto, de una manera destacada esta feria es un punto central para ese sector ganadero, un punto de encuentro para los que están relacionados con el mundo del caballo».

Concluyó el primer edil durante su visita que el objetivo principal de la feria es «que haya caballos para mostrarlos y para el trato y eso se ha conseguido».