Enusa cede al Consistorio de Ciudad Rodrigo la nave y parcelas de SHS Cerámicas

Estado actual de las instalaciones en el polígono de Las Viñas./S.G.
Estado actual de las instalaciones en el polígono de Las Viñas. / S.G.

El convenio tiene una vigencia de tres años y el Ayuntamiento, que aun no ha decidido el uso, asumirá los gastos corrientes

S.G. CIUDAD RODRIGO

La Empresa Nacional del Uranio (Enusa) y el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo han alcanzado un acuerdo por el que los primeros cederán al Consistorio las instalaciones de la antigua empresa SHSCerámicas.

Se trata de una nave y las parcelas próximas, en total, algo más de 6.000 metros cuadrados, que estuvieron en funcionamiento entre los años 2000 y 2006 y que desde entonces han permanecido cerradas.

El espacio está asentado en el Polígono Industrial Las Viñas y la cesión se ha fijado por un periodo de tres años. Si Enusa encontrara un comprador en ese periodo se reserva el derecho a rescindir el acuerdo por el que el Consistorio asume los gastos de luz, agua, el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y el resto de gastos corrientes que se pudieran generar por el uso.

El alcalde de Ciudad Rodrigo, Juan Tomás Muñoz, ha declarado que «la cesión de la nave y las parcelas de Enusa al Ayuntamiento, ubicadas en el polígono industrial, si se concreta el convenio, supondría un alivio para la gestión de infraestructuras municipales en distintos servicios públicos». En opinión del primer edil, se trata de «una gran oportunidad además para favorecer acciones de promoción formativa».

Por lo tanto, con el uso que se va a dar aún por definir, las naves se podrían utilizar como almacén o como sede de los programas formativos que se desarrollan a nivel municipal. En esa misma calle del polígono se encuentra el Vivero de Empresas y no se descarta que pudiera servir como complemento.

En octubre de 2006 el Consejo de Ministros concedió a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) la autorización para liquidar la empresa SHS Cerámicas. En la reseña del Consejo se justificó que la liquidación fue consecuencia del incumplimiento de las expectativas de su plan de negocio. La previsión era que participaría en un proyecto junto a la estadounidense Advanced Refractory Technology (ART), la cual iba a adquirir todo el nitrato de silicio producido.