CSIF confirma que por primera vez en años «no se perderá empleo público»

El presidente nacional de CSIF, Miguel Borra, junto al alcalde y otras integrantes del sindicato. /WORD
El presidente nacional de CSIF, Miguel Borra, junto al alcalde y otras integrantes del sindicato. / WORD

El presidente nacional, Miguel Borra, obtuvo una respuesta «satisfactoria» del Ayuntamiento y de la USAL para abrir la negociación

E.C. / WORDSALAMANCA

El presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), Miguel Borra, solicitó ayer a las administraciones públicas regionales y locales «negociar para ir adelantando el trabajo» de cara a la ampliación de la oferta de empleo público y la subida de salarios acordada el pasado viernes con el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro.

Además, remarcó que los plazos dependen del Gobierno que, está trabajando en las fechas de presentación de los presupuestos. Como explicó Miguel Borra, «el anteproyecto de la Ley de Presupuestos se llevará al Consejo de Ministros del 23 de marzo y tienen hasta el 30 para aprobarlo».

Pero como también adelantó este responsable, «el compromiso expreso del ministro de Hacienda es que, si no hubiera presupuestos, se sacaría adelante la subida salarial y la oferta pública de empleo vía decreto». Una circunstancia que, de producirse, se haría «a partir de la tercera semana de abril», según el presidente nacional de CSIF, quien recordó que la subida salarial sería desde el 1 de enero y la oferta pública llevaría un periodo de negociación que motiva, «la petición a las administraciones», trasladada en el día de ayer de forma directa al alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y al rector de la USAL, Ricardo Rivero.

«Hemos venido a Salamanca a mantener una reunión con todos nuestros delegados y también con el rector y el alcalde», sentenció Borra en su primera parada a nivel nacional para explicar el acuerdo alcanzado con el Ministerio de Hacienda. De este modo, el presidente de CSIF concretó que en ambos casos han recibido una respuesta satisfactoria «para abrir los foros de negociación tanto en la Universidad de Salamanca como en el Ayuntamiento de la ciudad de cara a aplicar lo que el acuerdo marca».

Borra recordó que dicho acuerdo «va a permitir una oferta pública de empleo para este 2018 donde, por primera vez en muchos años, no se van a perder puestos de trabajo de empleados públicos y se va a poder empezar a recuperar los puestos que la crisis se llevó por delante», a través de tasas de reposición del cien por cien en los servicios esenciales, del 115 por ciento en la Policía Local y del 75%.

Mientras que en los servicios no esenciales, si bien en las administraciones que cumplan con los criterios de la regla de gasto, caso de Castilla y León y Salamanca, «habrá una reposición del cien por cien», también en estos.

Por otra parte, se incluye un incremento del 8%, «permitiendo que esos empleos que a lo largo de la crisis se han perdido, se puedan recuperar». También trasladó, «con recepción positiva», la creación de una bolsa de horas por la que el 5% de la jornada anual, equivalente a 11 días, «se pueda coger de golpe para conciliar la vida laboral y familiar», así como el crecimiento mínimo acordado de entre el 6 y el 8% para los salarios durante los próximos tres años, confirmó el presidente de este sindicato nacional.

«Este es el mejor acuerdo que se podía firmar en estos momentos», aseguró Borra, ya que se va a conseguir crear empleo neto, «que se universalice el proceso de estabilización del personal interino de las administraciones públicas, y que mejoren las condiciones laborales de los trabajadores de, por ejemplo, Ayuntamiento y Universidad de Salamanca», así como que no haya descuento salarial si caen enfermos.

En cuanto a las críticas recibidas al acuerdo firmado con el Ministerio de Hacienda por parte de sindicatos minoritarios no presentes en ese marco de negociación, el presidente de CSIF manifestó que toda organización sindical que no participa en el acuerdo es porque no tiene la suficiente representatividad, recordando que en este país, «solamente hay tres sindicatos representativos en el conjunto de las administraciones públicas, UGT, CCOO y CSIF». Por lo tanto, sentenció que todo el que se queda fuera «va a protestar», y pidió que dijeran cuándo fue la última subida que se tuvo como esta. Aunque les gustaría que fuese «muchísimo más, recuperar esa quita de entre el 5 y el 10%».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos