Comienzan las visitas escolares de primavera al Museo de la Falla de Juzbado

Un grupo de jóvenes en la Peña del Castillo de Juzbado. /WORD
Un grupo de jóvenes en la Peña del Castillo de Juzbado. / WORD

Incluidas dentro del programa 'Wake up english' de una empresa astur leonesa, se han iniciado con jóvenes de Madrid

REDACCIÓN / WORD

El Museo de la Falla de Juzbado ha comenzado a recibir visitas de colegios y grupos de jóvenes. Se trata de un programa de visitas que por tercer año consecutivo lleva a cabo el Museo en colaboración con el Balneario de los Baños de Ledesma y la empresa Nubra.

Gracias a los programas de aventura e inmersión lingüística, especialmente durante la primavera y el otoño, cientos de estudiantes visitan el municipio para realizar actividades al aire libre de aventura y entretenimiento. A todos ellos se suman los centros educativos que visitan Juzbado en busca de una experiencia rural. El año pasado el Museo de la Falla recibió a más de 2.500 personas.

La temporada de visitas en grupo al Museo de la Falla en 2019 ha comenzado con jóvenes procedentes de la Comunidad de Madrid y de Salamanca capital.

El programa 'Wake up english' de la empresa astur leonesa Nubra consiste en realizar una visita guiada en inglés al centro de interpretación y practicar la escalada en los miradores de la Peña del Castillo.

Se prevé, además, que en las próximas semanas aumente el número de jóvenes procedentes de otras provincias gracias a esta sólida cooperación.

Por otro lado también disfrutarán del pueblo los alumnos de varios centros educativos de las provincias de Salamanca y Ávila a través de otro programa específico inspirado en los recursos artísticos, literarios y paisajísticos.

Iniciación a la poesía

Hay que recordar que tras la celebración del certamen de muralismo del pasado otoño, el municipio cuenta con cinco nuevas propuestas murales de gran formato. A ello se suman las placas poéticas que sirven como herramienta de sensibilización e iniciación a la poesía para muchos jóvenes lectores.

Con la llegada de la primavera y el inicio de la temporada en el Balneario de Ledesma, el Museo de la Falla también ha comenzado a recibir visitas de personas que buscan alternativas que complementen su estancia junto al Tormes.

De esta forma, las mañanas de lunes a viernes son entretenidas no solo para los jóvenes que llegan a Juzbado a lo largo del Camino Viejo de los Baños sino que también lo son para los vecinos que ven en los infantes un soplo de alegría, jolgorio y diversión.

En pocas semanas el Museo abrirá sus puertas también durante el fin de semana, sábados y domingos, oferta que seguirá conviviendo con la labor de investigación, divulgación y colaboración que realiza con otras entidades como, por ejemplo, la Universidad de Salamanca.

No hay que olvidar que el Museo de la Falla de Juzbado es una dotación museística única en Castilla y León.

Abierto al público desde 2014, gira en torno a aspectos geológicos, geomorfológicos y paisajísticos del oeste de la provincia de Salamanca; y se encuentra ubicado sobre peñas y berrocales graníticos, junto a los miradores de la Peña del Castillo, en un escenario rural con vistas privilegiadas al río Tormes y al Campo Charro.