FÚTBOL - Segunda B

Blas Alonso: «Nunca imaginé que me enfrentaría al escudo del Deportivo»

Blas Alonso posa con la camiseta de Unionistas y una lámapara del club en la sede de Ecotisa. /Manuel Laya
Blas Alonso posa con la camiseta de Unionistas y una lámapara del club en la sede de Ecotisa. / Manuel Laya

El canterano del Depor, que firmó por Unionistas en el mercado invernal, regresa para medirse a sus ex, ya descendidos

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

Es un partido que no se hubiera imaginado no hace mucho tiempo. Hace dos temporadas fue clave en el ascenso a Segunda B del Fabril, el filial del Deportivo de la Coruña, y la pasada campaña fue clave de nuevo clasificando al equipo para el play-off de ascenso a Segunda. Los coruñeses cayeron en la primera ronda, también condicionados por el descenso del primer equipo a Segunda -algo que les impedía subir-. Pero esta temporada todo cambió para Blas Alonso, que en el mercado de invierno decidió junto a su club poner fin a una etapa de 12 años en la cantera del Depor para firmar por Unionistas. En verano llegó a jugar un partido con el primer equipo, le dijeron que incluso podría tener hueco en la primera plantilla en Segunda esta campaña pero al final de la pretemporada llegó el palo: se quedaba en el Fabril por cuarta campaña seguida. Encima, apenas contó para el entrenador en un equipo que no salía del pozo y que ha terminado descendiendo a Tercera con varias jornadas de antelación.

Blas explica que «llevo allí desde pequeño y allí fue donde me hice como persona y como futbolista. Para mí va a ser un partido muy especial», expresa el lateral derecho de Unionistas, que confiesa que «nunca me hubiera imaginado que me iba a enfrentar a la camiseta y al escudo que siempre he llevado, pero la situación se dio así, y como digo, que ganen todos los partidos menos cuando me enfrente yo a ellos. Voy con muchas ganas así que a por los tres puntos».

Blas recuerda sus dos temporadas anteriores en el Fabril siendo clave tanto en el ascenso a Segunda B hace dos campañas como la pasada jugando el play-off de ascenso. «Sí, jugué mucho las dos temporadas. Luego en el play-off, con el descenso del primer equipo a Segunda, se vivió una situación complicada y caímos en la primera ronda. Fue una temporada espectacular y estuvimos a nada de ganar la Liga». Así, este pasado verano, muchos de sus compañeros acabaron dejando el Fabril. «Sí, bastantes. Algunos subieron al primer equipo y otros salieron a otros destinos, el equipo cambió pero aún así la plantilla es buena. Yo tenía la idea incluso de pertenecer al primer equipo ya todo el año, me comentaron eso, pero al final las palabras no se cumplieron y me tuve que bajar al filial. En lo psicológico fue complicado, te ves con opciones de estar en el primer equipo de tu casa...», lamenta el defensa blanquinegro, que añade que «llevaba cuatro años en el Fabril y era el año para dar el paso después de una temporada espectacular pero al final no pudo ser, me lo dijeron en el último momento y me tocó quedarme en el Fabril».

El coruñés no oculta que en algún momento de su carrera sueña con volver al primer equipo del Deportivo de La Coruña. «Sí, es algo que he dicho siempre. Tengo ilusión y nunca se sabe, yo voy a darlo todo siempre para tener esa puerta abierta que me han dejado allí el club. Si doy un nivel alto tendré allí mi casa», desea.

Para explicar las posibles razones del descenso de 'su' Fabril, Blas Alonso afirma que «fue un problema psicológico y de organización. La plantilla de este año no estuvo bien organizada;al inicio muchos compañeros estuvimos con el primer equipo, la pretemporada fue escasa de jugadores en el filial y además de eso la ilusión era volver a luchar por el título de Liga pero te ves abajo desde el inicio, y al ser un equipo muy joven, no llegan los primeros resultados y te vas viniendo abajo. El año fue complicado para todos».

Así, llegó el momento de salir de su casa y llegar a Salamanca. «Llevaba muchos años en el Fabril y creo que me venía bien cambiar de aires y renovarme un poco, el año estaba siendo muy complicado y el club me comentó la posibilidad de salir para seguir progresando porque la situación del Fabril no era cómoda. Decidí venir a Unionistas y aquí estoy contento», afirma Blas Alonso, que admite que en enero «había más propuestas encima de la mesa pero pensé que Unionistas era mi primer destino fuera de casa, un club humilde y cercano, con una afición que re arropa siempre. Y eso fue clave».

El gallego empezó teniendo mucho protagonismo en las alineaciones de Roberto Aguirre, algo que ha ido perdiendo con el paso de las jornadas aunque Blas suele saltar a la cancha en casi todos los encuentros con Unionistas. «Todos los jugadores queremos jugar y yo vine con la intención de jugarlo todo, no voy a mentir. Soy ambicioso y venía con esa intención. Empecé jugando, estuve creo a buen nivel, pero ahora toca ayudar desde el banquillo. Estoy muy contento y siempre que salgo intento hacerlo lo mejor posible y también aprendo de Piojo que tiene mucha experiencia en la categoría, y es un buen competidor del puesto, una persona de la que aprendo mucho», puntualiza el defensor.

Las cuentas

Eso sí, Blas Alonso confiesa que le gustaría jugar este sábado en Abegondo como titular ante su equipo. «Sí, claro, es un partido muy importante para mí, estoy entrenando a tope y a ver qué decide el míster». Un duelo que puede ser la salvación matemática para Unionistas, que ante el CDGuijuelo el pasado sábado dio un paso casi definitivo. «Sí, es un partido fundamental para nosotros para certificar la salvación, porque sumando ya estaríamos mucho más tranquilos. Y a partir de ahí soñar con los puntos de la Copa del Rey que son asequibles. Sin bajar los brazos se puede conseguir», analiza Blas Alonso.

El defensa llegó a Unionistas por seis meses y reconoce que no ha tratado aún nada al respecto de su posible renovación con el equipo salmantino. «Firmé por seis meses y al final de la temporada veremos cómo está la situación, aún no hemos hablado de nada. Ahora estoy centrado en jugar y luego ya se verá. Ni siquiera lo he pensado aún», finaliza Blas Alonso antes de regresar este fin de semana a su tierra.