Un tren arrolla a un camión en un paso a nivel próximo a Palencia

Camión golpeado por el tren en Husillos./El Norte
Camión golpeado por el tren en Husillos. / El Norte

El Alvia que une Santander con Alicante pudo continuar su recorrido tras colisionar con el vehículo, ya que no se produjeron heridos

JOSÉ MARÍA DÍAZ PalenciaMARIÑA ÁLVAREZ Santander

Como «un milagro». Así han calificado el resultado del suceso fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Palencia, dado que no se han producido heridos.

El siniestro se produjo en torno a las 9:30 horas, cuando el tren que circulaba entre Santander y Alicante con 282 pasajeros a bordo colisionó frontolateralmente con la cabeza tractora de un vehículo articulado con remolque, a la altura del término municipal de la localidad palentina de Husillos. El tren golpeó la cabeza del camión, que quedó detenido prácticamente sobre la vía, mientras, el convoy ferroviario pudo continuar su marcha poco después.

Labores de retirada del vehículo. / Manuel Brágimo-ICAL

Como consecuencia del impacto, no hubo heridos, aunque sí se cortó el tráfico férreo durante aproximadamente una hora. El tren accidentado quedó detenido más o menos a un kilómetro del lugar del suceso, donde paró para valorar los daños que había sufrido y reanudó la marcha hasta Palencia, donde llegó a las 10:18 horas. Según informa Adif, resultaron afectados con retrasos por el accidente otros tres trenes, además del accidentado.

Según indica la Subdelegación del Gobierno, la causa del impacto fue que el conductor del camión, que arrojó un resultado negativo en los controles de alcohol y drogas, no respetó la prioridad del paso a nivel sin barreras, que se encuentra señalizado con una señal de 'stop', cuando intentaba cruzar el paso a nivel desde un camino agrícola. Al parecer, el tren pitó en varias ocasiones para avisar de su presencia en la vía, y el sonido permitió que el conductor frenase en el momento justo. No obstante, el frenazo no pudo evitar que la cabeza tractora, a la que iba acoplada un remolque sin carga, sufriese daños materiales de escasa consideración, si se tienen en cuenta las particularidades del suceso.

La circulación se reanudó definitivamente 10.25 horas en la citada vía tras, tras ser retirado el vehículo articulado por parte de camión de Bomberos de Palencia.

Tras el suceso, el Alvia trasladó a los viajeros a la estación de la capital palentina, donde hicieron un transbordo a un tren de media distancia, que cubría la línea Valladolid- Santander, para que los afectados pudieran llegar a la ciudad cántabra, expusieron desde Renfe.

En concreto, en Palencia, los 266 pasajeros fueron transbordados a otro tren Alvia que venía de Madrid con destino a Santander. Este tren se dio la vuelta en Palencia para llevar a los 266 a Alicante. A la vez, los 286 que viajaban en este segundo tren con destino a Santander, tuvieron dos opciones: seguir hacia Cantabria por carretera en autobuses o tomar otro tren de 'media distancia'. A la par, hubo un tercer tren afectado, el Alvia Santander-Madrid. En este caso, ni siquiera salieron de Santander en tren. Ya en origen fueron trasladados a Palencia por carretera, y, una vez en la estación, acudió otro tren desde Madrid para buscarlos. En este tercer caso fueron 294 los pasajeros transbordados, por lo que el cómputo total de viajeros afectados asciende a 846, según ha informado Renfe a este periódico.

El tren siniestrado quedó apartado sin circulación para la supervisión de los técnicos de Talgo, por los daños que pudiera haber ocasionado el impacto.