El nuevo habitante de la Montaña Palentina

a hembra de bisonte Ciria junto a su cria Cierzo, en el monte de San Martín de Perapertú. /Ical-Brágimo
a hembra de bisonte Ciria junto a su cria Cierzo, en el monte de San Martín de Perapertú. / Ical-Brágimo

La Reserva del Bisonte Europeo de San Cebrián de Mudá (Palencia) ha visto como hace unos días nacía en sus pastos un nuevo ejemplar de este animal

VÍCTOR AMOR Palencia

El pueblo palentino de San Cebrián de Mudá (Palencia) cuenta, desde hace unos días, con un pequeño nuevo vecino en sus montes, en concreto, en la Reserva del Bisonte Europeo ubicada en la localidad, que vio como la pasada semana venía al mundo una nueva cría de este animal (no es la primera) que está contribuyendo a generar biodiversidad y en dar riqueza a la comarca. El hecho tiene especial relevancia, puesto que se trata de la hija del Cyprés, primer bisonte nacido en la provincia, y es además la primera cría que nace en los terrenos de San Martin de Perapertú. Con este, son diez los bisontes que habitan en la Montaña Palentina.

Más noticias

Este nacimiento garantizará la continuidad de esta reserva en la localidad palentina, que ha recibido en lo que va de año cerca de 3.000 personas, dentro de un proyecto que está generando empleos en el medio rural y que ha echado el freno del censo de población del municipio, siendo no sólo un elemento de preservación de los valores naturales, sino un antídoto contra la despoblación

La veintena de hectáreas que componen la reserva una apuesta por «dar cuenta de la importancia de la biovidersidad», comenta el alcalde de la localidad Jesús González. De hecho, este uno de pilares fundamentales en la vertebración del proyecto de San Cebrían de Mudá; en el que destaca, sobre todo, la «gran importancia» que genera la presencia de estos animales para la preservación de la biodiversidad en la Montaña Palentina.

Todo ello, bajo la filosofía de «pensar en local y trabajar en global» para contribuir a que la Montaña Palentina revierta su situación poblacional, impulsando iniciativas desde el territorio y para el territorio.

La hembra de bisonte Ciria (I), y parte de la familia, junto a su cria Cierzo, en el monte de San Martín de Perapertú (Palencia).
La hembra de bisonte Ciria (I), y parte de la familia, junto a su cria Cierzo, en el monte de San Martín de Perapertú (Palencia). / Brágimo-Ical

El principal objetivo de este proyecto es la recuperación de esta especie histórica de la que en el año 1927 no quedó ni un sólo ejemplar en libertad, unas instalaciones que no constituyen una exposición o un zoológico sino que al visitante se le da la posibilidad de contemplar a estos animales, pero nunca la certeza.

Además, las visitas a la Reserva del Bisonte Europeo pueden realizarse de varias formas: caminando, en bicicleta, todoterreno, a caballo o, en invierno, con raquetas de nieve para disfrutar de estas parcelas donde habitan los catorce ejemplares en régimen de semilibertad que pueden ser observados desde tres puntos diferentes, dos de ellos en el interior de la reserva. Esta ruta se completa con la visita a un centro de interpretación donde el visitante puede conocer las peculiaridades de esta especie.

Futuros nuevos vecinos

La Reserva del Bisonte Europeo está estudiando la incorporación del buey almizclero a su espacio natural. Una especie que dotaría a la reserva de un componente exótico para atraer a los visitantes y que contribuiría a la generación de biodiversidad en la Montaña Palentina. Prosiguiendo así, con este tipo de iniciativas suponen un aliciente para frenar la despoblación que vive Castilla y León.

La hembra de bisonte Ciria (I), y parte de la familia, junto a su cria Cierzo, en el monte de San Martín de Perapertú (Palencia).
La hembra de bisonte Ciria (I), y parte de la familia, junto a su cria Cierzo, en el monte de San Martín de Perapertú (Palencia). / Brágimo-Ical

Por el momento, el Ayuntamiento de este pequeño pueblo del norte de Palencia, ya cuenta con el visto bueno de la Asociación de Zoológicos Europeos, tras haber analizado la flora y la fauna de la reserva y de la zona, así como las características de la meteorología en el norte palentino. Y es que, se trata de una especie en peligro de extinción y característica de los países nórdicos.

Ya hace más de un año, esta reserva ya trabajó en la recuperación de las especies autóctonas castellanas desde una de las comarcas con mayor número de especies animales y vegetales de la comunidad. En concreto, la localidad de San Martín de Perapertú que cuenta con unos habitantes muy especiales, tres ejemplares de la raza de caballo losino, también conocida como, jaca burgalesa.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos