Devuelven a Melilla a 13 niñas marroquíes acogidas en Palencia

Residencia Diego Martínez, en la capital palentina. /Marta Moras
Residencia Diego Martínez, en la capital palentina. / Marta Moras

El Gobierno de la ciudad autónoma, encargado de la tutela, no pagaba los gastos de las menores, que vivían en la Residencia Diego Martínez

El Norte
EL NORTEPalencia

Trece niñas marroquíes afincadas desde hace tres años en Palencia han sido devueltas ayer a Melilla después de que el encargado de su tutela, el Gobierno de la ciudad autónoma, no pagase los gastos generados por las menores, que vivían en una centro de la Fundación Diego Martínez en Palencia, a la que llegaron dentro de un programa de acogida de menores no acompañados que entran a España desde Marruecos. Este acuerdo lleva meses sin financiarse, tal y como apuntan desde la ONG de Derechos de la infancia Prodein, que ha denunciado los hechos mientras el Defensor del Pueblo investiga el caso de urgencia.

«Desde Palencia ya advirtieron a Melilla –ya que es la ciudad autónoma quien tiene su tutela– que debían pagar para que las niñas continuasen sus vidas allí. A pesar de este aviso, el Gobierno de Melilla continuó sin pagar, entonces esta mañana, han ido a recoger a las niñas y se las han llevado a la ciudad autónoma en avión», indican desde la organización Prodein.

Esta decisión, tomada por la consejería de Bienestar Social de Melilla, está siendo especialmente traumática para las menores, tal y como apunta el responsable de Prodein. «Trece niñas marroquíes de Palencia con sus vidas, sus estudios, sus amigos y sus novios vuelven de forma obligada a Melilla y les han partido su dinámica escolar, sus amistades y sus vidas. Están destrozadas», aseguran desde la ONG, que espera que el Gobierno de Melilla recapacite.

La lista de impagos de las trece niñas subía cada mes, pero desde la ONG aseguran que el centro de Palencia que acogía a las menores no ha tenido nada que ver con la devolución, en la que solo ha entrado en juego la consejería de Bienestar melillense. «Los cuidadores de esta residencia se negaban a que las niñas volviesen a Melilla y aceptaban cuidar de ellas de forma gratuita, pero el consejero de Bienestar de Melilla ha dicho que no, que se fueran, y han tenido que salir», explicó el responsable de los derechos de la infancia de Prodein.

Esta devolución se da ahora, que el Gobierno ha anunciado que habilitará una partida urgente de 40 millones de euros para atender a los menores extranjeros que llegan solos a las costas españolas. El ejecutivo avanzó que la dotación económica se hará a través de un real decreto con una vigencia de seis meses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos