Frómista vive su 'Ole'

Los danzantes bailan en la fiesta de San Telmo de Frómista. /Antonio Quintero
Los danzantes bailan en la fiesta de San Telmo de Frómista. / Antonio Quintero

El satírico sermón de la procesión cívica arremete contra los políticos tras los resultados de las elecciones

El Norte
EL NORTEPalencia

Las fiestas de Frómista se han vivido de forma intensa y han contado con un protagonista de excepción: el buen tiempo. Aunque el momento más esperado fue el sermón de 'El Ole', hubo otra cita ineludible, la procesión religiosa en honor a San Telmo, que gozó de una mañana de sol que permitió que la actuación del chiborra y la de los danzantes fuese seguida por un gran número de vecinos y visitantes. Fue un día grande para mayores y pequeños, en el que no se eludió el beso de la reliquia del santo.

En la madrugada del domingo al lunes, cuando los resultados electorales se confirmaron, tuvo lugar la procesión cívico-religiosa de 'El Ole', en la que participó una multitud dispuesta a celebrar esta costumbre, tan arraigada en Frómista, donde el buen tiempo hizo y el excelente ambiente llevó a los protagonistas a tomarse la tradición con más parsimonia de lo normal, por lo que el programa previsto se vio dilatado por la mejor de las causas: los presentes disfrutaron por todo lo alto y llegaron a perder la noción del tiempo.

El tentempié con productos de la tierra que ofrece la cofradía retuvo a jóvenes y mayores junto al Vítor durante todo el recorrido. Ya no es novedad que en esos momentos El Ole se pare y los cargos de la cofradía, representantes políticos, invitados, músicos y todos los que bailan junto al Vítor repongan fuerzas, para proseguir con más brío.

La parada con comida incluida fue tan agradable que el tradicional sermón satírico comenzó con tres cuartos de hora de retraso. Eran las 12:45 y llegó el momento más esperado de la jornada. Luis Santos Guadilla Moslares y Carmen Muñoz Postigo volvieron a pronunciar al alimón el sermón de una cofradía que desde hace varios años está apostando porque las mujeres cofrades desempeñen en igualdad cualquier responsabilidad o tarea, y este es un magnífico ejemplo.

El sermón fue largo y variado y, como parecía obligado, los políticos protagonizaron buena parte de las intervenciones en verso. «Cuando abren la boquita, el discurso es siempre igual: ellos son los buenos, y malos los demás», sentenciaron en un pregón en el que hubo espacio para todos los sectores de la sociedad. Y que, hasta los veganos tuvieron su pequeño momento. «No es mala decisión esta, y bueno para no engordar. Yo a partir de ahora, como jamón de bellota nada más, recalcaron en un discurso ácido y lleno de buen humor.

Este año se cumple el bicentenario aniversario del nacimiento de la Cofradía de San Telmo y el próximo fin de semana se celebrará el cumpleaños por todo lo alto. A las 21:00 horas del próximo sábado se celebrará un 'Ole' extraordinario en el que se transitará por la mitad del recorrido habitual. Tras este 'Ole' cargado de simbolismo, se celebrará una comida de hermandad y el domingo se conmemorará el bicentenario, con la presencia del Obispo, así como de las cofradías de Tui. Doscientos años no se cumplen todos los días y la próxima semana se cerrará unas largas fiestas que aún no han tocado a su fin.