El torero Paco Ureña descansa en planta en el Hospital de Palencia tras la cornada del viernes

El torero es trasladado al hospital tras ser intervenido el viernes en la Plaza de Toros. /Antonio Quintero
El torero es trasladado al hospital tras ser intervenido el viernes en la Plaza de Toros. / Antonio Quintero

El diestro murciano se recupera de la cogida, de la que fue intervenido inicialmente en la enfermería de la Plaza de Toros

El Norte
EL NORTEPalencia

El torero murciano Paco Ureña, herido de gravedad en el festejo del viernes en Palencia, abandonó el sábado la Unidad de Reanimación del Complejo Asistencial Universitario de Palencia y ya descansa en una habitación de planta de la misma clínica palentina.

El diestro de Lorca, que pasó las primeras veinticuatro horas con las molestias normales, ha sido sometido a las primeras curas, tras las que los médicos han podido acreditar que la recuperación marcha según lo previsto en este tipo de percances, informa Efe.

Ureña fue cogido durante la faena de muleta al segundo toro de la corrida en Palencia, primera de su feria de San Antolín.

El astado, de la ganadería de Antonio Bañuelos, prendió al torero en un momento de la faena de muleta sobre la mano diestra, hiriéndole de forma certera en el tercio superior del muslo derecho.

Rápidamente fue trasladado a la enfermería, donde fue intervenido de «una cornada con una trayectoria de 25 centímetros que contusionaba el paquete vasculonervioso femoral, y otra trayectoria hacia dentro hasta plano óseo femoral, de pronóstico grave».