Siempre te recordaremos

«Arturo permanecía siempre dos semanas consecutivas y se marchaba a teatro lleno»

Arturo Fernández en la redacción de El Norte de Castilla./El Norte
Arturo Fernández en la redacción de El Norte de Castilla. / El Norte
ENRIQUE CORNEJOValladolid

Hay muchos actores que durante los últimos cincuenta años han desfilado por Valladolid y de los que guardamos recuerdo de sus trabajos, pero pocos como Arturo Fernández.

Arturo ha estado ligado a muy diversos teatros locales, pero en los últimos diez años que lleva abierto el Teatro Zorrilla ha sido siempre, sin lugar a dudas, el exitoso de la temporada. En el patio de butacas tiene una placa en la fila uno (butaca número cuatro), que perpetúa su nombre. Le debemos nuestro agradecimiento por haber estado con nosotros en esa bombonera de local que tengo el honor de dirigir. Arturo ha sido amigo de muchos, de todos, pero desde luego presumo de que lo ha sido mío, y se lo he agradecido siempre porque para mí ha representado la caballerosidad dentro y fuera de la escena, la hidalguía de gran español y la alta responsabilidad que adquiría ante sus numerosísimos seguidores cada vez que montaba una obra.

De verdad, ha sido vallisoletano adoptivo porque cuando acudía al Zorrilla ha batido todos los récords en la historia de este local. Las compañías suelen actuar fines de semana, que es cuando el público acude más al teatro; pues bien, Arturo permanecía siempre dos semanas consecutivas y se marchaba a teatro lleno. Esto es así y su magnífico entusiasmo por venir a a la ciudad era por visitar y comer en La Criolla y descansar, así lo decía, en el querido hotel Gareus.

De Valladolid, puedo asegurarlo, ha recibido constantes pruebas de admiración y cariño, valores a los que me uno por cuanto para mí ha representado y sigue representando en enseñanzas teatrales. Se ha ido un amigo, se ha ido un caballero español orgulloso de serlo y se ha ido una referencia que no podremos nunca olvidar.